LA MAÑANERA ENTRE LÍNEAS

0
135

 

En una mañanera de costos asumidos, el presidente asegura que el ataque contra el Secretario de Seguridad Pública de la CDMX es una consecuencia del trabajo de inteligencia que realiza el gobierno para garantizar la paz y la tranquilidad en el país. Destacó la labor de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum y brindó todo su apoyo.

Además, afirmó que ataque verbal a su esposa (Beatriz Gutiérrez M.), por un “conservador” es parte de la cuota que deben pagar por la transformación del país.

“Ella sabe que tiene que aceptar estas actitudes y no caer en provocaciones.”

Además, permitió a Graciela Márquez, Secretaria de Economía, trabajar desde su casa luego de declarar que estuvo en contacto con Arturo Herrera, titular de la SHCP, y enfermo de Covid-19, “puede conectarse por videollamada.”

En temas políticos, evitó polarizar durante su visita por Michoacán con las posturas del gobernador, Silvano Aureoles, quien se quejó de la falta de recursos federales para atacar la crisis suscitada por el coronavirus: “se han perdido muchos empleos y han cerrado empresas Sr. Presidente, estamos preocupados.”

Posteriormente, el titular estatal cuestionó la ley de seguridad que contempla la intervención de las fuerzas armadas en la seguridad pública aunque luego se desdijo y afirmó que apoya la decisión del gobierno y le regresó sus palabras al mandatario: “mi pecho no es bodega Sr. Presidente.”

En materia económica, volvió a insistir en que el gobierno no permitirá los abusos de las empresas transnacionales que obtuvieron “jugosos contratos en el periodo neoliberal”, reiteró que se cuidarán los bienes de la nación y aprovechó para minimizar las declaraciones del embajador de Estados Unidos en México respecto a desalentar las inversiones extranjeras en el país como consecuencia de la falta de garantías.

Finalmente, destacó la labor de su gabinete y dijo que es apoyado por todos, pero principalmente por el pueblo. (Instituto de Artes y Oficios para la Comunicación Estratégica)