DE BUENA FUENTE

0
133

SALE EL SOL

Hoy somos testigos de una nueva época económica, social y política para Monclova y la región carbonífera, con el fin de Alonso Ancira Elizondo como dueño y director de AHMSA y de Micare.

Sin juzgar ni calificar, la época de Ancira Elizondo comienza a concluir, y una nueva era se asoma para dos de las principales regiones de Coahuila.

En la carbonífera se esperan tiempos de bonanza, – que buena falta le hace – y con la entrega de contratos por parte de la CFE a pequeños y medianos productores de carbón, el dinero se va a quedar a circular en Sabinas y poblaciones aledañas.

Y es que Micare nunca compró mineral a los productores regionales, pues solo lo adquiría a las empresas del senador por Morena, Armando Guadiana Tijerina, y de otros importantes mineros locales.

La eliminación de Alonso Ancira de la dirección de AHMSA , también tendrá un impacto en la vida política de Monclova, Frontera, y otras poblaciones cercanas.

Nuevos liderazgos están por llegar y es posible que las reglas del juego político y la selección de candidatos a alcaldes sean mejoradas.

Para nadie es un secreto que los aspirantes a ediles pasaban a revisión y autorización por el despacho de Ancira Elizondo.

En fin, casi concluye esta la época de Ancira, y la nueva llega con todo…

 

DESCANSE EN PAZ…

Hace unos días murió en Monclova y por causas naturales doña Cruz Puente,  madre del ex líder sindical de la Sección 147, Fidel Hernández Puente.

Desde aquí le deseamos una pronta resignación al también ex diputado federal monclovense, que ahora como abogado litigante, se distingue en los juzgados civiles y penales. Es más, dicen que los miércoles trae la promoción de dos divorcios por uno.

Descanse en paz, doña Crucita.

 

CIERRAN 57

Más de 300 mineros bloquearon la tarde del jueves la carretera 57 en protesta por la cancelación de contratos de adquisición de carbón a Micare, por parte de la Comisión Federal de Electricidad.

El bloqueo de mineros duró poco más de una hora,  causó el estrangulamiento de la carretera federal, y largas filas de vehículos con conductores inconformes.

La manifestación no contó con el apoyo de productores de carbón, como en otras ocasiones, y transcurrió sin enfrentamientos ni daños materiales a vehículos.

La Guardia Nacional, la Policía Federal, y agentes de la Policía Estatal, vigilaron la marcha y brindaron seguridad a los trabajadores sindicalizados en protesta.