A LA BÁSCULA

0
131

Rentable 

Luego de que el Presidente de la República anunciara la semana pasada que en la actual se presentaría el primer paquete por defraudación fiscal por 48 mil millones de pesos, pero que el monto total podría alcanzar hasta los 300 mil millones de dólares, y en el que están implicados políticos de las de las dos anteriores administraciones federales, empresarios y por supuesto funcionarios de la Secretaría de Hacienda, el tema fue abordado en este mismo espacio.

En más de una ocasión en este mismo espacio, hemos abordado el tema y hemos comentado que el ex tesorero de un de los municipios de la Comarca Lagunera está ‘hasta el cuello’ en las llamadas operaciones de ‘factureros’, es decir, de los que coludidos con varios empresarios y contadores de la región, se dedicaron a realizar operaciones por millonarios montos con facturas falsas para evadir al fisco.

Es evidente que ninguna de estas operaciones podría llevarse a cabo si no se cuenta con la complicidad de empleados y funcionarios de la Secretaría de Hacienda, pero el negocio era –o no sé si lo sigue siendo- tan redituable, que alcanzaba para que todos se cubrieran con la misma cobija. Es decir, en todo el entramado, desde dentro de la propia Secretaría se realizaron muchos movimientos incluso para ir borrando las huellas de muchas de las trapacerías que se cometieron.

Aunque con mucha frecuencia vemos que una cosa es lo que ofrece y otra la que cumple, pero el Presidente prometió que irían al fondo del asunto, sin importar quiénes resultaran afectados. Nuestra posición sigue siendo la misma: pero de veras. Porque –igual lo subrayábamos-, los políticos de todos los partidos suelen tener diarrea verbal y les encanta litigar a través de los medios de comunicación, para atacar o ‘acalambrar’ a sus adversarios, aunque después no ocurra absolutamente nada.

Ojalá que este no sea uno más de los botones de muestra de ese accionar, y se vaya al fondo.

Leo con interés una entrevista que el periodista lagunero Luis Carlos Valdés le realizó a Erasmo Nevárez, especialista contable y fiscal, y ex presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos en La Laguna, y en cuyo encabezado en el periódico Milenio se lee: ‘La Laguna ‘paraíso’ fiscal para las empresas evasoras’. Y justo afirma el entrevistado, que regiones del norte del país como Nuevo León, Chihuahua y La Laguna, son de las que el SAT tiene bien identificadas entre las que mayor número de operaciones de esta naturaleza realizaron, y por lo tanto el monto de lo defraudado es muchísimo mayor.

Si en verdad quiere ir al fondo del asunto ‘caiga quien caiga’, ‘Lolita’ debiera revisar con lupa a muchos gobiernos municipales y estatales, y funcionarios de diferentes secretarías de los gobiernos federales recientes, y se van a encontrar la verdadera punta de la madeja que les lleve a destapar la gran cloaca.

Lo que muchos ciudadanos esperan (amos), es que verdaderamente se vaya hasta el fondo de este asunto, que no sea más jarabe de pico, que no sea más litigios a través de los medios, que no sea declaracionitis y se actúe con toda la firmeza de la ley, sin concesiones para nadie, quien sea, del nivel que sea, del partido que sea.

Si este Gobierno presume que va a acabar con la corrupción, este puede ser una coyuntura importante, porque hasta ahora han sido solo denuncias a través de los medios de comunicación, pero cero resultados. Esta sería además la gran oportunidad para que el Presidente volviera a ganar un poco de la confianza que de acuerdo con todas las encuestas, ha venido perdiendo paulatinamente conforme avanza el tiempo de su gobierno.

Y no tendría que andar dando de manotazos tratando de desaparecer o amenazando con ello a instituciones cuya construcción llevó años y en las que –como en todo o en la mayoría de las denuncias mediáticas que hace- llevan como ingrediente principal la corrupción, aunque no presente ni una sola prueba de sus dichos.

Ir, pero de veras, en serio contra quienes defraudaron al fisco, le sería mucho más rentable al Presidente que tratar de desaparecer el Conapred por un berrinche de la ‘primera dama’, o amenazar con intervenir el INE para tomar el control de las elecciones. Simplemente que actuara como debería hacerlo en el tema de los factureros, exhibir a los corruptos, pero no solo eso, enjuiciarlos y sentenciarlos, le dejarían muchos, muchísimos más, dividendo. Aquí estaremos esperando a ver si esta promesa sí se cumple.

 

laotraplana@gmail.com

 

@JulianParraIba