Demandan a CFE reconsiderar y no afectar empleos en Coahuila

0
87

El Congreso de Coahuila lanzó un exhorto a la Comisión Federal de Electricidad a reconsiderar la cancelación anticipada de contratos de compra de carbón e informar sobre las estrategias de comercialización para pequeños productores.

En la sesión de este miércoles, el Grupo Parlamentario del PRI, presentó un Punto de Acuerdo por conducto del Diputado Jaime Bueno Zertuche, mediante el cual se exhorta al Director General de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz, a que reconsidere la cancelación anticipada de los contratos de compra de carbón a proveedores mineros del norte del Estado.

Lo anterior a fin de evitar “el despido masivo de trabajadores y una desestabilización económica en Coahuila”, señala el punto; donde se recordó que el pasado fin de semana, se llevó a cabo la terminación anticipada y de forma unilateral de contratos de suministro de carbón que la CFE tenía celebrados con Corporativo Industrial Coahuila, S.A de C.V. (CICSA), filial de Altos Hornos de México (AHMSA); pese a que su vigencia era de 3 años, de 2019 a 2021, para la compra de un total de 14.7 millones de toneladas de carbón.

Bueno Zertuche hizo hincapié en que además de los estragos económicos que ya han padecido por el Covid19, los habitantes de las regiones Centro, Carbonífera y Norte de nuestro Estado deberán sumar a su ya mermada economía la decisión de cancelación unilateral de contratos de suministro de carbón, con lo que se verá seriamente afectada.

“Sin entrar al fondo de esta controversia y sin que esto pretenda ser una defensa legal a una empresa particular, apelamos a la política social que el Gobierno Federal ha venido anunciando desde sus inicios, respecto a la protección de los que menos tienen y el cuidado de fuentes de empleo para los más necesitados”.

Y es que destacaron que esto traerá graves consecuencias para la economía de Coahuila, pues representaría la pérdida de más de 25 mil empleos, considerados los directos, indirectos por bienes y servicios, los de las propias plantas de la CFE, y los de las empresas medianas y pequeñas de la Región Carbonífera que ya no podrán surtir, “ésta situación de no encontrarse una solución, resultará catastrófica para la economía de Coahuila”.

Por su parte el Grupo Parlamentario del Partido Unidad Democrática de Coahuila, presentó en voz de la Diputada Zulma Verenice Guerrero Cázares y en conjunto con las fracciones parlamentarias del PRI, Acción Nacional, Partido de la Revolución Democrática y el diputado independiente Édgar Sánchez, un exhorto a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a fin de que informe sobre las estrategias de comercialización del carbón de pequeños productores de Coahuila.

Lo anterior ya que luego de la cancelación de los contratos de suministro de carbón para las centrales termoeléctricas José López Portillo y Carbón II, localizadas en Nava, Coahuila, la empresa Altos Hornos de México advirtió en un comunicado que esta decisión llevaría a  Minera del Norte a la liquidación de la plantilla de personal de la Unidad MICARE, que comprende 2 mil obreros y empleados en México, y 400 en Texas, de su empresa Dos Repúblicas Coal Partnership, principalmente mexicanos residentes, además de afectar a 5 mil trabajadores de empresas proveedoras de diferentes bienes y servicios.

Subrayaron que de acuerdo al Panorama Minero de Coahuila, publicado por la Secretaría de Economía Federal de ésta administración, el valor de la producción minera estatal en el 2017 ascendió a 18 mil 021 millones 329 mil 309 pesos, lo que significó una participación del 3.13  por ciento del valor total nacional que fue de 575 mil 019 millones 674 mil 673 pesos.

Además, el valor de la producción del Carbón en el 2017 superó los 4 mil 108 millones 934 mil pesos, “más que el oro, el fierro y el sulfato de sodio. Existiendo así mil 967 títulos, 11 por ciento concesionado, (y) un millón 688 mil 469 hectáreas ocupadas”.

Por lo anterior, insistieron, es importante tener certeza de que pasará con el sector minero de Coahuila, a las empresas como AHIMSA y sobre todo lo que respecta a los productores del carbón en la región.

“En estos momentos de definiciones de las autoridades federales es necesario que insistir que comuniquen los tiempos exactos para el inicio de la comercialización de carbón de la región carbonífera a través de los Pequeños y Medianos Productores”, exponen.

Y es que, agregaron, la incertidumbre en la que viven y experimentan los pequeños empresarios mineros hace cada vez es más difícil la toma de decisiones y por eso los despidos de trabajadores y los paros técnicos que se han venido experimentando en la región en estos últimos 4 meses, por el simple hecho de no saber cuándo la CFE adquirirá carbón de la región carbonífera.

“Hay que recordar que desde hace más de dos años la Región Carbonífera vive en una constante zozobra respecto a su futuro económico. Como hemos citado las tres asociaciones de productores de carbón en la región: Unión Mexicana de Productores de Carbón (UMPC), Unión Nacional de Productores de Carbón (UNPC) y Unión Nacional de Auténticos Mineros (UNAM), han manifestado la situación en la que se encuentran y la necesidad de contar con información fidedigna que les permita salir adelante y también tomar decisiones”.

Los diputados reiteraron que es necesario contar con toda certeza respecto a si la actividad minera continuará y hasta qué punto, porque no sólo es la economía de los productores, sino de las familias que dependen del carbón. (ESMERALDA SÁNCHEZ | INFONOR)