CAFÉ POLÍTICO

0
153

COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DEL ESTADO DE COAHUILA

Las recomendaciones emitidas por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC) carecen de obligatoriedad. Por ende, la autoridad responsable de las violaciones a los derechos humanos no se encuentra obligadas a acatarlas. Lo anterior genera cierta incertidumbre a las personas violentadas por la autoridad. Esta situación no es única del Estado de Coahuila, sino que acontece en todo el país ya que ningún organismo protector de derechos humanos en México, cuenta con obligatoriedad en sus recomendaciones. Es por lo anterior, que desde que llegó el Dr. Hugo Morales a la presidencia de la CDHEC, ha venido impulsado una reforma legal mediante la cual se revista de obligatorio el cumplimiento de las recomendaciones emitidas por dicha Comisión. Cabe destacar que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a través de su presidenta, la licenciada María del Rosario Piedra Ibarra, ha manifestado su deseo de que sus recomendaciones también sean obligatorias, recalcando que dicha obligatoriedad emane directamente de la recomendación, por lo que propusieron la creación de una corporación policiaca con la finalidad de que la misma obligue el cumplimiento de la advertencia y observación.

 

GARANTIZAR UNA MAYOR JUSTICIA

Ahora bien, a diferencia de lo propuesto por Rosario Piedra, la CDHEC de Morales Valdés propone que las recomendaciones tengan el carácter de ser ejecutables obligatoriamente, pero a través del Poder Judicial del Estado y no a través de una corporación policiaca. Ello con la intención de someter la ejecución de la recomendación a la jurisdicción del Tribunal Superior del Estado quien; en primer lugar, tiene las facultades para hacer cumplir sus resoluciones, por lo que ya cuenta con la organización e infraestructura; y en segundo, con la finalidad de brindar mayor protección a las personas al someter el cumplimiento de las recomendaciones a una autoridad jurisdiccional que es ajena a la autoridad que emite la recomendación. Con ello, se garantiza una mayor justicia al evitar ser juez y parte en un mismo procedimiento. Es decir, de cristalizarse esta actitud visionaria de Hugo, Coahuila se pondría nuevamente a la vanguardia ya que sería el primer estado de la república en que las recomendaciones tendrían el carácter de obligatorias. Es decir, no solo que fueran “llamadas a misa” como en la actualidad. Ahora bien, que gran diferencia entra la Comisión Nacional y la Comisión Estatal ya que mientras la primera propone que sean policías los que hagan cumplir las recomendaciones (me imagino que a macanazos), la CDHEC propone que sea el Poder Judicial (Tribunal Superior del Estado) quien haga el trabajo. Sin duda, una inmejorable y plausible labor del Dr. Hugo Morales que cada día perfecciona el sistema de derechos humanos no solo en Coahuila, sino en el país. Por cierto, una vez que se apruebe la reforma por el Congreso local, Coahuila será ejemplo nacional y no tardarán en llegar –de los diferentes estados de la república–, comisiones de abogados a copiarnos el esquema que propuso Hugo. Así las cosas pues.

 

OMAR SE DA VUELO SOLO

En tema turbulento y proceloso. Quien continúa promoviéndose –a horas de la jornada de trabajo– es el Síndico de Gómez Palacio, Omar Castañeda. Sucede que este funcionario no pierde pisada para arrancar rumbo a una diputación federal. En las redes sociales (Facebook) Omar ha subido videos y mensajes en donde aparece promoviendo el slogan: “Juntos, construyendo #UnaNuevaHistoria”. Cabe destacar que se comenta, entre los diversos grupos políticos de la vecina Gómez Palacio, que Omar se aceleró y se dio vuelo solo ya que anda a todo lo que da con sus proyectos muy personales. Que Marina (la alcaldesa) ni cuenta se da lo que anda haciendo su Síndico por lo que este avorazado sujeto anda operando en el Cerro de La Pila –en donde está la estatua de Pancho Villa–, una restauración la que sería un éxito si sacara a toda su familia de la nómina municipal y lo invirtiera ahí. En todo caso sería mucho dinero lo que inyectaría a sus proyectos, pero dudamos que quiera dar de baja a varios de los muchos agraciados que tiene metidos en nómina.

 

CUAUHTÉMOC ESTRELLA, CON MAYORES POSIBILIDADES

Huelga decir que Omar no va solo por la pretensión de ganar la candidatura rumbo al Congreso Federal. Cuauhtémoc Estrella –quien es el Tesorero Municipal–, también quiere ganar la candidatura y después la diputación. Con el apoyo del empresario lechero y ganadero Norberto Galindo, Cuau es el candidato natural para suceder a Marina. Es decir, la diputación federal le queda chica. Y claro, ella (Marina) también así lo desea; es decir que la sustituya Cuauhtémoc. Otro; no hay que olvidar al sempiterno aspirante a todo, a Rafael Palacios, quien a pesar de ser el más cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador, ha sido candidato fallido a Senador, a diputado local, a diputado federal, a presidente municipal y parece que hasta presidente de la sociedad de Padres de Familia. Hay más: otro que no hay que olvidar es el diputado local César Aguilar. Éste político fue el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado. Además es el coordinador de los diputados morenos; y hoy funge como presidente de la Comisión de Hacienda. Es decir, César podría llegar a la alcaldía debido a que tiene buenos contactos en el centro del país. Así las cosas; si Marina Vitela no se reelige –por cierto ha hecho un excelente trabajo en el combate a la pandemia COVID-19–, el que va en caballo de hacienda es Cuauhtémoc Estrella. Por su parte Omar Castañeda, Rafael Palacios y César Aguilar estarían buscando una diputación federal o incluso, se vale soñar, con la alcaldía gomezpalatina. Veremos y diremos.

 

AMLO Y EL INE

No es posible que los principios rectores del Instituto Nacional Electoral (INE) y que son: legalidad, certeza, imparcialidad, objetividad e independencia vayan a ser supervisados y hasta sancionados por un solo hombre: el presidente Andrés Manuel López Obrador. Sí, así como usted lee bien. El primer mandatario lo dijo el lunes en su acostumbrada mañanera. Solo falta que a AMLO se le ocurra desaparecer el Instituto (como a la CONAPRED) y que una comisión, a modo claro, sea la que supervise, controle y decida las elecciones el año que entra en donde se elegirán 15 gubernaturas, 500 diputados federales, varios alcaldes de ciudades importantes y 31 congresos locales, salvo Coahuila que lo elige este 2020. Cabe señalar que en 1990 nace el INE. Este se constituyó como un organismo equitativo y neutral que dota de certeza, transparencia y legalidad a los procesos electorales. Y vaya que ha hecho bien su trabajo. Sus 30 años de servicio lo avalan para ser el árbitro imparcial en cada elección en que participa. Eso de generalizar sus tres décadas como “corruptos”, es un despropósito de quien quiere controlar todos los organismos que hay en el país. Recordar que el Instituto Nacional Electoral ha servido para construir la democracia en México. Sería como darle el “tiro de gracia” –que tantos años nos ha tocado edificar–, el pretender manejar las elecciones con tal de perpetuarse en el poder. Las posturas se están radicalizando, pero falta en la ecuación una variable decisiva: Estados Unidos, cuya participación en el destino de nuestro país será decisiva.