DE BUENA FUENTE

0
99

 

EL TRABAJO TODO LO VENCE

Combatir al Covid-19 con recursos propios, y en poco tiempo lograr resultados positivos, es un mérito que se debe reconocer al gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís.

Coahuila desde este lunes se encuentra entre los 17 estados con semáforo naranja, lo que le permite la reapertura laboral, y social, guardando aún algunas restricciones.

El color naranja, según el semáforo epidemiológico, significa que la entidad reporta una ocupación hospitalaria menor al 65 por ciento, y con dos semanas consecutivas a la baja de casos de coronavirus.

El riesgo sigue siendo alto, pero las acciones de salud y de prevención sanitaria implementadas por la administración estatal permiten a la población abrirse a la Nueva Normalidad.

Los alcaldes Alfredo Paredes, de Monclova, Manolo Jiménez, de Saltillo, y Claudio Bress, de Piedras Negras, también merecen el reconocimiento, por acompañar la estrategia sanitaria de Riquelme Solís.

El edil de Torreón, Jorge Zermeño Infante,  desafortunadamente aceptó tardíamente integrarse a las acciones conjuntas de salud y hoy se le reporta como el epicentro de contagio de coronavirus en Coahuila.

El gobernador coahuilense demostró en los hechos que trabaja sin politiquerías y sin distingos de partidos políticos, y hoy es ejemplo nacional.

 

BUENAS NOTICIAS

Ojala que ya lleguen buenas noticias a la región carbonífera y por fin la CFE haga pública la licitación para abastecer a la CFE de carbón.

Que así sea…

 

TESTIGOS PROTEGIDOS

El mandatario nacional, Andrés Manuel López Obrador, ofreció a ex gobernadores y políticos involucrados en el presunto fraude electoral del 2006 que permitió a Felipe Calderón llegar a la silla presidencial, una especie de amnistía política a cambio de información que permita demostrar la trampa electoral a favor del candidato panista.

Citó como ejemplo de un posible beneficiario de esta promesa al ex gobernador tamaulipeco Eugenio González, que se encuentra preso y que puede recuperar su libertad a cambio de confesar su participación el supuesto fraude electoral.

Según AMLO, el entonces candidato presidencial Felipe Calderón logró con la maestra Elba Esther Gordillo, mover en cada estado del país el carrusel de votos a favor del PAN.

En el 2006, en Tamaulipas, Calderón Hinojosa registró 506 mil 177 sufragios por 317 mil del candidato priista Roberto Madrazo, y 324 mil 491 de Andrés Manuel López Obrador.

En Coahuila el Partido Acción Nacional obtuvo poco más de 400 mil votos, el PRI 245 mil 960 sufragios, y la Coalición PRD, Convergencia y Partido del Trabajo llegó a 225 mil 117,  con un 43 por ciento de la votación total a favor de Calderón.

López Obrador no perdona ni olvida y se observa que su permanente objetivo y enemigo predilecto es Calderón Hinojosa

Golpe avisa…