PAPELERÍA EN TRÁMITE

0
113

.

La última reunión de gobernadores en tierras regias fue una declaración de guerra al Joker de Macuspana. Nuevo León desde sus orígenes ha buscado ser otro país, junto con Coahuila y Tamaulipas, de eso ya versamos en columnas pasados. Los ocho gobernadores enviaron una carta al Presidente, aquí un extracto: “Le manifestamos a usted que ahora es el momento de unirnos, de dialogar por México, de coordinarnos ampliamente para enfrentar la crisis; México requiere que se implementen todas las medidas necesarias para logar la recuperación económica y el restablecimiento de la vida social, en ello, todas las autoridades debemos abrazar los esfuerzos que nos pongan a altura de las difíciles circunstancias que viven en este momento millones de mexicanas y mexicanos”. Así lo expresa el documento enviado al Gobierno federal.

Queda de manifiesto que los gobernadores de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, de Durango, José Rosas Aispuro, de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, y de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. Han sobrepasado a las dirigencias nacionales de los partidos que los llevaron a gobernar sus estados. Los presidentes de los partidos han quedado en el olvido ante el nulo trabajo realizado, pero las voces de los gobernadores han hecho eco en todo el país. Se habla de la inclusión, lo que sería un frente abierto contra el Presidente, además se colocarían como la única y verdadera oposición en el país.

Ya que los senadores y diputados federales no han sido el contrapeso en un congreso que le fue entregado al presidente. Todo este brete se gesta antes de las elecciones más grandes del país, donde se renuevan gubernaturas, alcaldías y las diputaciones federales. Este bloque el de gobernadores panistas y el que acaba de surgir llamado Alianza Bajío-Centro-Occidente, se posicionan en contra de las barbaridades y ocurrencias del Presidente, aunque lo nieguen y digan que no buscan estar en contra del Gobierno federal. Cuántas alianzas en distritos, gubernaturas y alcaldías van a surgir de aquí, está claro que los que ahora mandan en los partidos son ellos y no tendrán empacho en posicionar y amarrar alianzas entre PRI y PAN.

En Coahuila la mesa está puesta para que el partido en el poder retome la junta de gobierno del congreso, quizá pierda dos o tres distritos en estas elecciones que están en suspenso, pero que podrían ser en septiembre.  El gobernador Riquelme ha trabajado bien con los alcaldes de oposición, vea nada más el dúo que hizo con Alfredo Paredes para sacar a Monclova adelante. Un golpe más se dio contra Coahuila al suspender los contratos de carbón, la gente en las elecciones premia y castiga.

Le pregunto: ¿Quién será el castigado en Coahuila y en el país en los próximos comicios electorales? Por cierto, hoy es el  día del padre. Felicidades para todos aquéllos que tienen la dicha de serlo. Y también para los que presumen las fotos en el Facebook al lado de sus bendiciones, sin acordarse de pagar la pensión.