CAFÉ POLÍTICO

0
139

NOS AGARRÓ OJERIZA

Creo que el presidente Andrés Manuel López Obrador nos agarró ojeriza a los coahuilenses solo porque el gobernador Miguel Riquelme, en una legítima defensa de los intereses de su pueblo –Pacto Fiscal, entre otros–, tuvo la osadía de exigir lo que realmente nos corresponde en cuanto a la devolución de recursos federales. Y ello lo hace un buen gobernador; el atreverse a exigir mejores devoluciones que otros gobernadores de Coahuila nunca reclamaron. De otra manera no se puede entender que la Comisión Federal de Electricidad (CFE, Manuel Bartlett) haya cancelado la compra de carbón a Minera del Norte (Minosa) que da lugar a miles de empleos directos e indirectos de la Región Carbonífera (Múzquiz, San Juan de Sabinas, Nueva Rosita, Sabinas, Juárez y Progreso). Pero no solo a Minosa afectará esta decisión unilateral de la CFE, sino también a Dos Repúblicas Coal Partnership que se ubica en Estados Unidos, como al Corporativo Industrial Coahuila, S.A., por lo que se despedirá a cerca de 2 mil 500 trabajadores directos y 500 más del estado de la estrella solitaria (Texas). Además, afectará a otros 5 mil empleos indirectos en las regiones Carbonífera y norte del estado. Si de por si esa región (Carbonífera) ya desde hace 2 años estaba muy depauperada y la CFE saliendo con eso. Es como darles el tiro de gracia a quienes viven por aquellos rumbos.

25 EMPRESAS HAN CERRADO

Cabe destacar que es altamente probable el cierre de la planta Unidad Minera Carboeléctrica Río Escondido (Micare); todas subsidiarias de Altos Hornos de México (AHMSA), y que, al decir de esta, se tendría una pérdida por 250 millones de dólares; algo así como 5 mil 750 millones de pesos. Huelga decir que la cancelación se debe –supuestamente– al pleito que traen Alonso Ancira (AHMSA) y el presidente Andrés Manuel. Carajo, pero que culpa tienen quienes viven en esa región, incluso en Monclova en donde cerca de 25 empresas han cerrado y se espera que en los próximos días cierren otras más. Por cierto, ruegan un rescate ante la situación tan grave que se les presenta ya que el colapso económico será muy fuerte. Huelga decir que la CFE alega que el precio por tonelada de carbón no corresponde al precio contractual. Además, señala que el carbón tiene una calidad inferior por lo que decidieron cancelar el contrato. Por cierto, en su última visita del presidente López Obrador a Coahuila, prometió que la CFE le seguiría comprando carbón a las empresas mineras, cosa que no sucedió y por el contrario, se liquidaron todas las posibilidades. Los convenios aseguraban a AHMSA vender 21 millones de toneladas de carbón a la CFE, por un monto cercano a los 16 mil millones de pesos, entre 2019 y 2021. Pero la CuatroT –el gobierno de la Cuarta Transformación– está empeñada a darle cuello y matarili (como al Cordero Pascual) a la Región Carbonífera del estado. Urge pues la intervención directa y decidida de nuestro gobernador Miguel Riquelme, que seguramente intervendrá para que miles de sus conciudadanos coahuiltecas no pierdan sus empleos y se reactiven las regiones afectadas. Estaremos pendientes.

TORREÓN APORTA MÁS QUE HIDLAGO, CHIAPAS Y GUERRERO

En tema de seguridad social. Del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se habla constantemente, y no es para menos. Es que es la Institución que mayor presupuesto ejerce en México. 2 mil millones de pesos cada día es lo que requiere para operar. La mitad de esta cantidad es para pago de pensiones. Sí, mil millones diarios son para pensiones. Sin embargo, el IMSS también es inequitativo con los estados y le pongo un ejemplo. Coahuila es el estado con mayor formalidad del país (el número 1 de los 32), por lo que recauda por concepto de cuotas-obrero patronales alrededor de 10 mil millones de pesos anualmente. Solo en Torreón la Subdelegación del IMSS recauda arriba de 3,000 millones de pesos al año. Entonces me hago la siguiente preguntilla: ¿Por qué las Clínicas 16 y 18 están en condiciones tan deplorables, funestas y desastrosas? Pues porque el recurso se asigna para unidades médicas en los estados de Hidalgo, Chiapas, Guerrero o vaya usted a saber dónde. El caso es que como en el Pacto Fiscal, nos regresan menos del 10% de lo que aportamos. El Seguro Social no es la excepción. Cabe señalar que los Estados de Hidalgo, Chiapas y Guerrero

-en su conjunto– no recaudan lo que Torreón solito ingresa. ¿Le parece justo?
¿DÓNDE QUEDARON LOS IPECOS… Y LOS SINDICATOS?

Y aquí me hago la segunda preguntilla: ¿Dónde están las Cámaras y Organismos Empresariales; dónde están los Sindicatos? Ellos son los verdaderos dueños del Instituto Mexicano del Seguro Social. Ellos tienen representación con voz y voto para exigir que se inviertan sus cuotas en beneficio específico de sus trabajadores. La verdad es que nos quedan mucho a deber. Carajo, los Ipecos y los líderes sindicales están pintados en la pared o los tienen callados hasta la ignominia. Cabe señalar que vivimos en una sociedad que se escandaliza y casi se levanta en armas porque a un trabajador se le ocurre pararse a comprar un Six de cervezas en un vehículo propiedad del Ayuntamiento; pero que se cruza de brazos aunque sabe que en la Sala de Urgencias de la Clínica 16 los enfermos pasan días en los pasillos sobre sillas y camillas improvisada sin la atención que requieren.
Así las cosas. No me cansaré de señalar las condiciones por las que los derechohabientes de Torreón tienen que transitar en caso de enfermedad. Con lo que la región y el Estado aportan al Seguro Social, deberíamos contar con los más modernos y avanzados Centros Médicos operados por el organismo.

TIEMPOS MUY DIFÍCILES

Vamos, se avecinan tiempos muy difíciles en materia económica ya que el gobierno federal no sacó la casta y dejó a cada quien (a los gobernadores) rascarse con sus propias uñas. Los recursos que recuperó la CuatroT por concepto de pagos atrasados de impuestos de grandes empresas –miles de millones de pesos–, van a ser tirados a la basura y lo digo porque no van a ser aplicados para rescatar empleos, que es lo que en el escenario que vivimos se requiere con urgencia. Que quede claro; el IMSS es la institución de seguridad social más importante de América Latina y debería replantear sus costos laborales, que son altísimos, para atender mejor a quiénes los sostiene. Por último ¿Sabía usted que para poder trabajar en el IMSS en áreas no médicas se necesita ser pariente de algún trabajador sindicalizado, y que independientemente de su desempeño no lo pueden despedir? Mejor ahí le dejamos.