Rodrigo Daniel Cuellar Ríos: limpiar para cuidar a quienes luchan contra el Covid-19

Rodrigo Daniel Cuellar Ríos es auxiliar de Limpieza e Higiene en el Hospital General de Zona 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pasa ocho horas diarias junto a sus demás compañeros, recorriendo sus instalaciones, limpiando y sanitizando exhaustivamente cada una de sus áreas. Su misión es mantener libre al Hospital de cualquier riesgo de contagio de Covid-19 por falta de aseo, por lo que en extensión cuida de la salud del personal médico que enfrenta esta enfermedad infecciosa.

“Ha sido bastante difícil, muy pesada la carga. Nos piden estrictamente tener limpias las áreas, es demasiado estresante para nosotros porque hacemos limpieza exhaustiva de todas las áreas. Tratamos de tener limpio para cuidarnos a nosotros mismos y a todo el equipo, tratamos de cuidarnos entre nosotros”, mencionó en entrevista con El Heraldo, Rodrigo Daniel Cuellar Ríos.

Todos los días despierta consciente de su labor y la realiza con el compromiso que demanda, pero al mismo tiempo su pensamiento se extiende hasta la añoranza de volver a ver a sus tres nietos e hijas, a quienes no ha podido abrazar desde hace tres meses, cuando inició la contingencia que lo orilló a mudarse en compañía de su esposa –quien también labora en el citado Hospital– a un domicilio temporal, con la indicación de no visitar a ninguno de sus seres queridos para evitar cualquier riesgo a su salud.

“Desde que hemos estado enfrentando al Covid no he visto a mis nietos y a mis hijas, nos hemos estado hablando por video llamadas de WhatsApp, pero hasta ahí. Tengo tres nietos de cinco y tres años, y otro de seis meses; y tengo tres hijas, unas cuatas de 21 años y otra de 23 años, ya les extraño. Mi esposa también labora aquí, es jefa de Trabajo Social y saliendo del Hospital nos vamos al domicilio temporal”, dijo.

“Este sacrificio ha valido muchísimo la pena porque hemos visto gente que ha vencido al Covid y es un orgullo ver a los pacientes cuando salen con bien, es algo enorme. Me siento orgulloso por esta institución, por estar logrando sacar adelante a pacientes con Covid”, agregó.

Su respeto hacia médicos, enfermeras, camilleros, guardias y, sobre todo, a quienes comparten su empleo, se ha acrecentado durante esta emergencia sanitaria y espera que la sociedad en general dimensione y aprecie la importancia de sus actividades, ya que asegura que al igual que él, cada uno de ellos vive una historia de sacrificio personal y profesionalismo para apoyar en la atención de pacientes con Covid-19. (OMAR SOTO)