ALGO QUE VALE LA PENA CONTAR

0
103

Filosofía y Muerte

Ante enclaustramiento obligado a consecuencia de la pandemia, seguramente muchas personas habrán vuelto a filosofar. A lo mejor sin darse cuenta lo hacen entre lecturas, momentos de introspección o soledad, y en este sentido, regresar de nueva cuenta a reflexionar los viejos conceptos de vida, muerte y existencia, se vuelve fundamental.

Cuenta la anécdota que Sócrates, al verse enjuiciado y perdido, fue sentenciado por un contemporáneo suyo que le dijo: “Los treinta tiranos te han condenado a muerte”, a lo que Sócrates respondió: “Y la naturaleza a ellos”…  “Ahora es el momento de que nos marchemos, yo a morir y vosotros a vivir; pero, ¿quién tiene un destino más feliz? Es algo que sólo Dios sabe“.

Como bien argumenta respecto al tema de la muerte el moderno filósofo Simon Critchley, en su más reciente producción literaria: “El libro de los filósofos muertos”, ed. Taurus, 362 páginas, reimpreso para México en febrero de 2019: “Si (la muerte) es aniquilación, entonces es un largo descanso sin sueños, y, ¿hay algo más agradable que eso? Si por otro lado, es un tránsito hacia otro sitio, es decir hacia el Hades, entonces también es algo deseable, puesto que allí encontraremos a viejos amigos y a los héroes griegos, y podremos conversar con Homero, Hesíodo y el resto de la inmortal compañía”

En “El Libro de los filósofos muertos”, Critchley nos presenta un genial recorrido a través de pequeños apartados, que gracias a una lectura amena y sencilla, nos van ilustrando las posturas filosóficas y además, la forma curiosa en la que llegaron al último respiro de vida, más o menos 190 filósofos, desde los presocráticos y sofistas, pasando por los platonistas, escépticos, chinos clásicos, romanos, cristianos, medievales, racionalistas, materialistas, hasta llegar a los más modernos, Foucault, Barthes, Camus o Janicaud incluídos.

Una buena recomendación de lectura para apreciar desde otra perspectiva, sobre todo en estos días, un tema tan complicado como el fin de la vida.

 “La muerte no es apagar la luz; es apagar la lámpara, porque ha llegado el amanecer” Rabindranath Tagore.

Somos lo que hemos leído y esta es, palabra de lector.