ACONTECER

0
148

LA LEYENDA DE LOS LOPEZ 

Cuenta la leyenda -quien sabe que tan cierta sea- que hace muchos años el papá de JORGE TORRES LÓPEZ, convenció a su esposa, hija de Don Isidro López Zertuche, sobre la conveniencia de vender las acciones del Grupo Industrial Saltillo que ella había heredado, e invertir el dinero en la bolsa de valores.

Sin embargo, el experimento frcasó. La bolsa se derrumbó y los papás de Jorge, de la noche a la mañana, perdieron gran parte de su patrimonio. Fue en ese entonces cuando los Torres López se convirtieron en los primos “pobres” de la familia, y cuando Jorge se vio obligado a ponerse a trabajar en el sector público, ya que sus propios tíos y primos “ricos” ya no le dieron cabida en el GIS.

Con el tiempo la suerte le volvió a sonreir. Jorge fue escalando posiciones en el sector público, llegando a ocupar la alcaldía de Saltillo y la gubernatura de Coahuila, entre otros importantes cargos. Esta circunstancia, y los negocios -lícitos o no- que logró estalecer al amparo del poder, le permitieron amasar una considerable fortuna, pero además le permitió beneficiar económicamente a sus hermanos, amigos y compadres.

El resto de la historia todos la conocemos. Jorge está tras las rejas en Estados Unidos; esta semana admitió su culpabilidad en al menos uno de los delitos por los que lo acusan, y en septiembre, si no ocurre nada extraordinario, debería ser sentenciado a una pena de entre 3 y 20 años de prisión.

Es de suponerse que, al haberse declarado culpable y al haber que tenido que entregar algunos de los bienes que adquirió con el dinero que supuestamente recibió como soborno, la justicia le aplique la penalidad más corta -tres años-, o incluso lo deje en libertad bajo la figura de testigo protegido, tal como ocurrió con el Mono Muñoz, o con Luis Carlos Castillo, el empresario que supuestamente le habría pagado los sobornos a cambio de contratos millonarios para ejecutar obras públicas en Coahuila, o como JAVIER VILLARREAL, que sería el “judas” que lo traicionó y le entregó a la justicia gringa las pistas que terminaron por llevarlo a prisión.

La historia, por supuesto, no termina aún. Poco a poco iremos conociendo el resto de los capítulos de esta novela. Será interesante conocer su desenlace, y sobre todo, saber si además de los ya citados, hay otros protagonistas… 

75 AÑOS 

No hay fecha que no se llegue ni plazo que no se cumpla. Este domingo 21 de junio el Obispo de la Diócesis de Saltillo, el Ingeniero Químico Fray RAÚL VERA LÓPEZ estará cumpliendo los 75 años de edad.

Desde el 2 de junio, acorde con el Derecho Canónico, Vera López presentó su renuncia al Papa Francisco. A partir del domingo, el Papa podrá nombrar a su sucesor, ese mismo día, o quizás meses o años después, según las circunstancias que se presenten.

La historia marca que, el propio Obispo saliente, puede recomendar al Papa a su posible sucesor; que la nunciatura apostólica, recomendaría a un segundo candidato; y que del propio Vaticano, saldría una tercera opción. De entre ellos, y de cualquier lugar de México, habrá de llegar el nuevo Obispo de Saltillo.

No hay que olvidar que a Vera nos lo mandaron de Chiapas en 1999, en un movimiento político entre la secretaria de gobernación y la nunciatura apostólica -en ese entonces a cargo de JUSTO MULLOR– para evitar que se quedara en lugar de SAMUEL RUÍZ, de quien era Obispo coadjuntor en San Cristóbal, y el cual ese mismo año se retiró del cargo. La idea era evitar que un “obispo guerrillero·, como siempre lo fue Raúl Vera, se quedara a cargo de una diócesis tan políticamente emproblemada como lo era la de San Cristobal. Entonces, aprovechando que años antes el Obispo FRANCISCO VILLALOBOS había presentado su renuncia, pero aún no le había sido aceptada por el Papa Juan Pablo II, el nuncio y el secretario de gobernación, DIÓDORO CARRASCO decidieron mandarlo a Saltillo, dónde, según ellos, no podría provocar ningún problema. ¡Que equivocados estaban los dos¡

RECOMENDACIONES VINCULANTES

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Coahuila, HUGO MORALES, está impulsando una iniciativa para lograr que nuestro estado sea el primero del país en donde las recomendaciones que emite el organsmo a su cargo, tengan el carácter de vinculatorias. Es decir, que no se queden como meras recomendaciones, sino que, aquella autoridad que no las cumpla, pueda ser sancionada de acuerdo a la legislacion existente.

Ese sería un enorme avance en materia de protección a los derechos humanos en nuestro estado, a diferencia de lo que está ocurriendo en la Comisión Nacional, en donde su titular, ROSARIO PIEDRA, más bien está empeñada en desaparecer todo lo que se ha logrado para convertir la comisión en lo que ella pomposamente, y muy al estilo de la 4T llama “la procuraduría de los pobres”, que más bien tendría las funciones de una corporación policiaca, y perdería por completo su escencia y funciones actuales.

paco1533@prodigy.net.mx