Disfruta el viaje en carretera con tu pequeño, ¡a ellos les encanta!

0
47
Foto: Amanda Mills, USCDCP | Pixnio

Si eres mamá o papá quizá has analizado mucho el hecho de viajar con un niño en automóvil por distancias largas, y han llegado las preocupaciones de cómo será esta experiencia, pero la verdad es que los pequeños disfrutan y se relajan durante el viaje.

Si estás pensando salir de vacaciones en los próximos meses o simplemente visitar a tu familia en otra ciudad, la experiencia de un viaje largo hará que tu hijo se divierta y disfrutará o bien de un sueño placentero, o de nuevas imágenes para él.

Sin embargo, hay cosas que necesitamos tomar en cuenta para que esta experiencia sea verdaderamente agradable y segura.

Lo más importante es pensar en la seguridad del bebé, por ningún motivo viajes con un menor de edad en los asientos delanteros y menos aún sin cinturón, la mejor manera de mantener a salvo a un niño en un automóvil es en la parte de atrás y en alguno de los muchos autoasientos seguros que existen en el mercado. Estos brindan la comodidad, ergonomía y seguridad necesaria para que el menor no tenga ningún accidente.

Existen muchos modelos y tallas, de acuerdo a la edad y/o peso de tu hijo. De igual forma, otra de las recomendaciones es viajar con el autoasiento viendo hacia el medallón trasero, al menos hasta los 3 años de edad.

Otra buena recomendación es llevar bebidas y snack saludables para el pequeño, pues es común que durante el camino tengan sed o hambre. Siempre lleva contigo una botella de agua purificada, pues puede ser útil tanto para beber como limpiar.

Es una buena opción también llevar a la mano algo de diversión para el camino, ya sea su juguete favorito, un libro o incluso alguna pantalla o Tablet, por si el camino es demasiado largo, pueda divertirse viendo sus dibujos animados favoritos.

Prepara tu playlist de su música favorita, para que durante el camino pueda relajarse al ritmo de las mejores bandas infantiles. No olvides también tus canciones preferidas, pues si el pequeño se duerme será el momento adecuado para amenizar el viaje.

Si viajas en el asiento trasero al lado de tu hijo, platica con él cuando lo necesite, organiza juegos de manos y palabras, pero nunca, bajo ningún motivo, lo saques de su autosiento o desabroches su cinturón, pues los accidentes siempre son impredecibles.

Lleva siempre contigo un pequeño botiquín de primeros auxilios, es mejor estar prevenidos ante cualquier alergia, dolor de cabeza o mareo.

También es recomendable, si el viaje es muy largo, hacer pausas cada ciertos kilómetros recorridos, pues, tal y como un adulto necesita estirar sus piernas y manos, los niños necesitan tomar aire fresco, recibir un abrazo de sus papás o incluso un cambio de pañal.

Disfruta, sin duda alguna los viajes que hagas al lado de tu hijo serán inolvidables y experiencias que siempre querrán repetir.