CAFÉ POLÍTICO

EL “SUPERMAN” OMAR CASTAÑEDA

En el gobierno de la “alternancia” de Marina Vitela en Gómez Palacio, ha dado mucho de qué hablar la figura del Síndico de mayoría, Omar Castañeda González, a quien le gusta que le digan “Superman”. Este peculiar personaje, que en un principio se mostraba mesurado, prudente y sensato; y que sería un funcionario probo y honesto, de repente mostró su lado oscuro. Cabe destacar que a Omar le ha importado poco los medios de comunicación ya que, a pesar de tanta crítica, continúa como si no hubiera pasado nada, cuando su relación con Marina se ha enfriado y se ha vuelto distante. Huelga decir que por principio de cuentas Omar ingresó a bastantes familiares y parientes a las distintas áreas del gobierno municipal. Es que su nepotismo no tiene límites. Varios familiares “trabajan” en oficinas de primer nivel gozando de privilegios que otros no tienen y ganando sueldos muy altos. Son los preferidos por el simple hecho de ser sus familiares. Omar ha señalado que “no se les puede negar a nadie su derecho constitucional de trabajar dentro del gobierno local”. Claro que tiene razón, pero una cosa es la prudencia, y otro el abuso y desmesura.

 

NEPOTISMO

Huelga decir que los nombres como el de su suegra Norma Alicia Montoya Acosta, con puesto de auxiliar administrativo y con un sueldo de $ 9,619 pesos mensuales; el de su esposa Katia Idaly Palma Montoya, asistente en la Sindicatura con un sueldo de $ 22,206 pesos mensuales; además su cuñada Tanía Eugenia Palma Montoya, con sueldo de $25,999 pesos mensuales y quien está adscrita a la Secretaría del Ayuntamiento; Jennifer Gabriela López Castañeda, su sobrina con un sueldo de $15,000 pesos mensuales, asignada como auxiliar administrativa; su hermana Claudia Gabriela Castañeda González, con un sueldo de $ 22,206 pesos mensuales como Coordinadora del Departamento de Patrimonio. Estos nombres fueron publicados en la Plataforma del INAI. Posteriormente ya no aparecieron, pero quizá sigan cobrando. Otros nombres como los de Juan Carlos, Alberto y Santiago Castañeda González, todos ellos hermanos de Omar, aparecían como empleados del Ayuntamiento. Y lo que son las cosas, varios de ellos perciben (o percibían) sueldos mayores a los 22 mil pesos mensuales. Estos son solo algunos de sus familiares porque hay muchos más.

 

MUY AFECTO A LOS VIDEOS

Cabe destacar que “Súper” Omar es muy afecto a los videos. Para su cumpleaños le hicieron uno sus lambiscones y aduladores. Omar se puso una playera de “Superman” y poso en varias ocasiones alegre. Por cierto, hace unos días el conductor de TV Ángel Carrillo –quien se puso una playera de “Superman” para imitarlo–, al entrevistar a Omar le preguntó: “Oye, porque a Marina no le hacen esos videos”, a lo que Omar le contestó: “pues porque no tiene los amigos que yo tengo”; a lo que le respondió Ángel; “O sea, cómo dices eso”. Vamos, a “Súper” Omar parece no importarle mostrar su soberbia frente a la televisión, incluso echándole a su jefa inmediata, la alcaldesa. Por cierto, en otra entrevista que le hizo también Ángel Carrillo, éste le preguntó sobre el video del Helicóptero en donde se pasean el Síndico con su esposa. Por cierto, este video ya se hizo viral en las redes sociales. Bien. “Súper” Omar le contestó mordaz y burlón que ahorro 45 pesos por semana, durante un año, para poder subirse a la nave que le cobró –se supone– dos mil pesos por el viaje. Omar miente. Y miente y engaña a la gente al señalar que el costo del viaje del Helicóptero le costó 2 mil pesos cuando se cobra 2 mil 900 por persona (el tour más baratito), lo que serían 5 mil 800 pesos por 20 minutos de vuelo. Aquí lo que procede es levantar una investigación para saber si ese vuelo se pagó con recursos de la Hacienda Municipal a efecto de deslindar responsabilidades. Caray, existe un conflicto de interés. Todo funcionario público debe mostrarse como una persona ejemplar, y parece que en este caso no se da. Y no se da porque a Omar ya le ganó la arrogancia y altivez. Por último, su padrino político es René Bejarano, aquel señor de las ligas que en marzo de 2004 recibió harta lana del empresario argentino Carlos Ahumada. Mejor ahí le dejamos.

 

SE LE APARECE EL DIABLO A YEIDCKOL

A la que se le apareció el diablo fue a la multimillonaria exdirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky. Sucede que a esta mujer –la más ricas de las dirigentes de este país– le van a practicar una auditoría financiera ya que cuando fue la mera mera de ese movimiento, se gastó $ 1’243,000,000.00 (Un Mil Doscientos Cuarenta y Tres Millones de Pesos) de enero de 2019 a enero de 2020, en la compra de bienes inmuebles para el partido. Cabe señalar que lo que está en duda es tanto la legalidad como el fundamento de pagos. Es decir, las transacciones no se han aclarado del todo. Lo que Yeidckol ha venido haciendo es dar una negativa reiterada de las operaciones que se hicieron con dinero de Morena, con dinero público, con dinero de todos los mexicanos vía impuestos. Vamos, esta mujer no ha entregado nada sobre las compras por más de mil millones de pesos. Ni contratos, escrituras, anexos, recibos de pagos, actos notariales, facturas emitidas, comprobantes de pago que justifiquen las compras que hizo el partido en varias entidades del país. También a esta turbia y atrevida mujer le imputan que a Enrique Borbolla García –del Grupo EBOR–, le haya pagado las sumas más fuertes de dinero que fueron de $ 395’000,000.00 (Trescientos Noventa y Cinco Millones de Pesos) en solo dos pagos. Cabe decir que a Enrique Borbolla se le pago por supuestas “restauraciones y remodelaciones” y no por la compra de inmuebles. Ante el evidente daño patrimonial (Yeidckol le abrió un boquetote a Morena), solo le queda a la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) investigar hasta sus últimas consecuencias y en caso de encontrar anomalías e irregularidades, solicitar la aplicación irrestricta de la ley. Estaremos pendientes.