CAFÉ POLÍTICO

 

 

PÉSIMO GOBERNADOR

Antes de que llegara al gobierno de Puebla, Miguel Barbosa estuvo rodeado por la polémica, el escándalo, la pendencia. Cuando militó en el Partido de la Revolución Democrática no dejaba de echarle la viga a Andrés Manuel López Obrador con eso de que se había ido a formar otro partido distante al PRD. Varios videos subió a las redes en donde daba cuenta de AMLO. Y se jactaba Barbosa de ser de los pocos que lo enfrentaba. El helicopterazo en el que perdieran la vida la gobernadora panista de ese estado Martha Érika Alonso y su esposo, el exgobernador Rafael Moreno Valle, continúa bajo el velo de la sospecha. Nadie sabe, nadie supo cómo el Monje loco. Hace unos días, para ser exactos el 15 de mayo, el Congreso del Estado de mayoría de diputados de Morena, aprobó la “Ley Barbosa”, polémica ley en educación cuya parte medular en su artículo 105 establece que “Los inmuebles de los planteles destinados a la educación de las autoridades estatales, municipales y de particulares formarán parte del Sistema Educativo Estatal”. Es decir, mediante esta nueva Ley de Educación, el gobierno de Puebla acaba de tomar el control de las escuelas privadas de la entidad.

 

SEDICENTE Y OSCURO PERSONAJE

Este sedicente y oscuro personaje de la política autóctona –Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta–, en solo tres días aprobó esta ley. Es decir, al Fast Track. Claro que fue el Congreso de Puebla que junto con el Ejecutivo local jamás quisieron discutir con los propietarios de las escuelas privadas en que iba a quedar esta ley. Es como si fuese una expropiación, es decir, la ley  es eminentemente anticonstitucional. Ahora bien, el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán (gente de Ricardo Salinas Pliego), salió para aclarar la “falsa interpretación” de la que grupos universitarios han calificado como la expropiación del sector educativo. Al fin, Miguel y Esteban, lacayos del régimen. Cabe destacar que Barbosa reiteró que la polémica generada en la entidad, es un tema al que “no se le debe dar tanta importancia”. Sí como no; si lo más seguro es que hayan lanzado esta estratagema en Puebla como programa piloto y echarlo a andar en las demás entidades del país. Vamos, es un símil de lo que pretende otro gobernador corrupto de Morena, Jaime Bonilla de Baja California Norte, que quiere emular a su par de Puebla con reformas a la ley de educación. Así las cosas pues.

 

NO QUISO LAS PRUEBAS

Por el lado de Lerdo. Que poca sensibilidad y oficio político tiene el alcalde de Lerdo, Homero Martínez quien despreció pruebas de Covid-19 que le ofreció el gobernador Miguel Riquelme. El pasado lunes don Miguel –hombre de buena voluntad y empeño–, le ofreció al edil lerdense 100 pruebas diagnosticadas de laboratorios de Biología Molecular de Coahuila y que están autorizadas por el Instituto de Diagnóstica y Referencia Epidemiológica (InDre). Pero Homero le dijo que no (así de plano), a lo que el gobernador manifestó que “no sé a qué se refiere el alcalde de Lerdo”. La idea es que ambos gobernadores de Coahuila y Durango (José Rosas Aispuro) habían convenido ampliar el mínimo de pruebas en los principales municipios de la Comarca Lagunera.

LIMITADO, TORPE Y BRUTO

Pero el limitado, torpe y bruto alcalde de Lerdo se opuso a ello cuando debería estar agradecido con MARS porque llevarle hasta su municipio 100 pruebas de COVID-19, no es cualquier cosa. A lo mejor Marina Vitela, la alcaldesa morena de Gómez Palacio va a ser la ganona con las 100 pruebas que despreció Homero. “Como luego dicen: por andar de metiche… Porque allí se las ofrecimos y fue de muy buena fe, además de la coordinación que existe con el gobernador de Durango… No sé qué le picó al alcalde de Lerdo, pues no era otra la intención más que apoyarlos”, dijo Riquelme. Ahora bien, el alcalde de marras dijo que como eran laboratorios de Coahuila, no le ayudaba ya que “la Secretaría de Salud de Durango, tendría que volver a aplicar esas pruebas”. Qué bárbaro… A otro perro con ese hueso.

 

SE CALIENTA RAMÍREZ CUELLAR

En temas de Morena. Al que ya se le calentó el parche es a Alfonso Ramírez Cuellar. Ahora resulta que Poncho quiere aventarse al ruedo para convertirse en el dirigente nacional de Morena. Es decir, él fue electo presidente interino para convocar a elecciones en el mes de abril. Pero la pandemia de emergencia sanitaria prolongó su periodo –cubre un interinato– y es día que sigue ahí en la dirigencia nacional. Pero como digo en un principio, ya le gustó detentar el power y pues ya no lo quiere soltar. Ahora bien, quien lleva la delantera es Mario Delgado quien es coordinador de la fracción parlamentaria de Morena en la Cámara.

 

RADICALISMO AUTORITARIO

Por cierto, Ramírez Cuellar volvió a insistir en el polémico tema de que si no queremos que sea el INEGI quien se meta a nuestras casas a checarnos todo y mida la “concentración de la riqueza”, entonces que sea el Banco de México quien “cheque las grandes fortunas ya que no puede seguir siendo medida por las publicaciones de Forbes o por las revistas de corazón que den cuenta de las bodas y de los lujos”. Ok, pues empecemos por ustedes Poncho, como no. Por ejemplo con los Bartlett –padre e hijo–, con Napoleón Gómez Urrutia, Olga Sánchez Cordero, Javier Jiménez Espriu, el gobernador Jaime Bonilla y así por el estilo. El mejor juez por su casa empieza. Vaya radicalismo autoritario de este personaje que es contrario a todas las democracias.

 

MORENA, DE MAL EN PEOR

Por cierto, a quien se le ocurre nombrar a Hortensia Sánchez Galván como Delegada General de Morena en Coahuila. Solo a Ramírez Cuellar. ¿Sabe que con el nombramiento de esta mujer está validando y legitimando para que su hermana Miroslava –la diputada federal– maneje el partido y las candidaturas a diputados locales y posteriormente a diputados federales a su libre antojo? Carajo, si los diversos grupos políticos que conforman Morena en Coahuila, todos están en contra de las hermanitas Sánchez Galván. Cabe destacar que todo parece indicar que tanto el profe Guadalupe Céspedes como José Luis Montañez (dirigente estatal y dirigente municipal en Torreón) están pintados en la pared. Así las cosas; lo único que logró Ramírez Cuellar es que con el posicionamiento de Hortensia su partido vaya cuesta bajo; como los cangrejos. Y la verdad es que no habrá quien haga ganar a sus candidatos locales en agosto o en septiembre próximos. En fin.