CÁPSULAS SARAPERAS  

Astro Burger

En esta ocasión te platico de un restaurante familiar de comida rápida, muy Saltillense y que es muestra de los valores que tenemos los Saltillenses. Me refiero al Astro Burger.

Sus propietarios, la señora Lety y el Lic. Julián arrancaron con el negocio de las hamburguesas el 19 abril de 1981, hace ya 39 años, en el mismo lugar donde se encuentran actualmente, sobre una lateral del Blvd. Francisco Coss, que lleva por nombre calle de Manuel Acuña Narro, antes conocida como Aguscalientes.

Pero no crea que la decisión fue del economista Julián, ya que a punto de comprarle una auto a su esposa Leticia, le preguntó. Ella siempre con la visión de gran mujer, le dijo sin dudarlo que mejor invirtieran en un negocio.

Poco antes de iniciar con este negocio, todo era incertidumbre, pues a pesar de haber rentado el local desde enero de ese año, no habían decidido que negocio establecer. La primera idea fue una tienda de tenis deportivos, despúes pensaron en abrir una tienda de guayaveras, hasta que un día, el 9 de abril de ese año, que por cierto no fue un día cualquiera, presenció en el mismismo Astrodome de Houston, Texas el debut como abridor de Fernando “El Toro” Valenzuela, donde blanqueó a los Astros. Fue ahí en el Astrodome, degustando una hamburguesa en el estadio que fuera conocido como la octava maravilla, que decidió establecer un negocio de comida rápida y llamarlo Astro Burger, iniciando así un negocio familiar, muy Saltillene en donde al principio además de hamburguesas, hotdogs y papas, vendían chillidogs, banderillas, elotes desgranados y paletas de hielo cuiertas de chocolate.

Cuando le pregunté al Lic. Julián el motivo de haber iniciado un negocio, me dio una respuesta muy común para quienes hemos egresado de la Facultad de Economía de la UadeC: para devolverle algo a la sociedad, Tobias, y generar empleos”.

A las pruebas me remito cuando puedo afirmar, como lo hace el Lic. Julián, que conservan la misma receta. Incluso hay clientes, que empezaron a ir solteros, después acompañados de la novia, quien al paso del tiempo fue esposa, y ya con hijos, algunos hasta con sus nietos, sigue siendo asiudos clientes del Astro Burger.

Y como ejemplo está aquel sábado en el cual una novia, sí, una novia vestida de blanco, junto a su futuro esposo, llegó al Astro Burger para comer una hamburguesa antes de la boda, ya que ahí en este lugar tan Saltillense se habían conocido.

Podriamos decir que es uno de los pocos de negocios de comida que ha tenido como clientes a todos los Gobernadores y Presidentes Municipales de Saltillo, desde su apertura.

Un negocio familiar, que demuestra la fortaleza y el valor que tenemos los Saltillenses, como lo fue aquella ocasión en la cual un horno se incedió, pero a pesar de ello, 5 horas después ya estaban preparando hamburguesas para la venta.

Es cierto que nuestra ciudad ha crecido, que la globalización se ha hecho presenté, que han llegado grandes empresas nacionales e internacionales de comida rápida, pero también es cierto que tenemos aquí en Saltillo un negocio familiar que ha podido enfrentarles y en muchas ocasiones ganarles a sus clientes.

Un negocio, tal y como en la familia de sus propietarios, donde el valor del amor, de la honestidad, de la amistad y de la responsabilidad son pilares. De hecho en lo personal me ha correspondido ser compañero del Lic. Julián en el trabajo y no es por presumir, pero puedo contar con la amistad de su hijo Javier, quien siempre que visita Saltillo, me llama para decirme que esta al pendiente de las Cápsulas de Tobias.

Pero definitivamente la señora Leticia, el Lic. Julián, su familia, el negocio del Astro Burger son algo muy de Saltillo y que vale la pena presumir.