CORONAVIRUS Y GOBERNADORES

 En medio de la incertidumbre que ha generado la aparición y desarrollo de la COVID‑19, la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus, el diseño de las políticas públicas coyunturales se ven inmersas en las disyuntivas e hipótesis que los lleven a explorar soluciones para lograr un equilibrio entre la salud y la economía de la población.

La pandemia de covid-19 está gestando una recesión a la que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ya le ha puesto nombre: “El Gran Confinamiento”. Lo que debería llevar al gobierno a hacer constantes revisiones respecto a la manera que las políticas de confinamiento afectan el lado de la oferta: la mano de obra, el capital y el crecimiento de la productividad del país, para ir tomando las desiciones pertinentes en cuanto a reactivar cuidadosamente la economía, siempre cuidando la variable salud pública.

Por supuesto que con el daño hecho ya a la economía ahora será necesaria la implementación de políticas económicas, fiscales y monetarias muy fuertes y que tengan como objetivo ayudar a la recuperación.

 

Para ello habría que existir una gran coordinación entre la autoridad federal y las estatales, para ir a un mismo ritmo, es decir, de manera armónica y consensuada.

Lamentablemente, eso no se está viendo en el país, y con ello se ha generado inquietud en algunos gobernadores de varios estados, quienes, al estar más cerca del sentir de su población, se han percatado de que, de no tomar decisiones inmediatas, el problema puede agravarse y convertirse en un auténtico conflicto social.

Miguel Riquelme, gobernador de Coahuila, lo ha resumido así: “Dejar que cada entidad establezca sus semáforos, no es dar lineamientos claros por parte de la Federación”.

La postura ante ese escenario fue que los gobernadores de siete entidades del país armaron un bloque para diseñar sus propias medidas sanitarias y de reactivación económica ante la emergencia de COVID-19.

Las administraciones de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Michoacán, Durango, Jalisco y Colima dijeron haber llegado a acuerdos para una “reciprocidad fiscal” por parte de la Federación, pues buscan también resarcir los recortes anunciados por la Secretaría de Hacienda, ante la epidemia. (Gobernadores arman bloque contra medidas del gobierno por COVID-19)

De igual forma, acordaron adoptar un “Protocolo General de Salud y Reactivación Económica”, donde contemplan una reapertura gradual y sincronizada de “sectores con cadenas de valor compartidas, siempre considerando la responsabilidad con la salud y la vida de los ciudadanos”.

Pero no solo en ese tema se adelantan a los lineamientos de la federación, en cuanto a las actividades escolares, plantean no iniciar clases presenciales durante el presente ciclo escolar y concluirlo desde los hogares; “en los casos donde no haya condiciones de conectividad a internet o virtuales, se buscará la implementación de algún mecanismo que le permita a los niños y niñas no estar en desigualdad para el acceso a contenidos educativos”.

Otra acción acordada por los 7 mandatarios estatales es iniciar la “ruta legal” para solicitarle a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), resarcir los gastos transferidos por la Federación a las entidades para la atención de la emergencia sanitaria, “y los cuales no estaban previstos en sus ejercicios fiscales para el 2020”.

Y abundando en el problema de la falta de coordinación, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles ha señalado: “Si el gobierno federal se dejara, le ayudaríamos a trazar la ruta, pero no hay interés, andan en otra cosa; yo creo que vamos a tener que juntarnos con el sector empresarial para ver cómo los estados hacen un planteamiento ante los escenarios tan oscuros”.

A los gobernadores se les eligió para que gobernaran, y esa es su función. La actitud y reacción de estos siete gobernadores tal vez ni siquiera tiene algo que ver con la soberanía de sus entidades, pero en la medida que reaccionen pensando en el futuro de su gente, pese a la urgencia de la situación, tendrá beneficios en el camino a la recuperación.

 

José Vega Bautista

josevega@nuestrarevista.com.mx

@Pepevegasicilia

.