Hallan material genético del nuevo coronavirus en aguas residuales de Milán y Roma

Roma.- Más allá de las superficies físicas, un nuevo estudio realizado por un grupo de investigadores del Instituto Superior de Sanidad de Italia (ISS) señala que el material genético del nuevo coronavirus Sars-Cov-2 se puede encontrar en las aguas residuales.

Tales resultados permiten que “este tipo de muestreo se use como ‘espía’ ante la presencia de un brote epidémico”, explica el instituto.

Según publicó El Financiero, el equipo del Departamento de Calidad y Salud del Agua del Área de Medio Ambiente y Salud del organismo seleccionó y analizó para la investigación del virus un grupo de 8 muestras de aguas residuales recolectadas del 3 al 28 de febrero en Milán y del 31 de marzo al 2 de abril en Roma.

En Milán: la presencia de ácido ribonucleico (ARN) del nuevo coronavirus se confirmó en dos muestras recolectadas en el sistema de alcantarillado en el área occidental y central.

En el caso de Roma, se encontró el mismo resultado positivo en todas las muestras tomadas en el área oriental de la ciudad.

“Ahora estamos ampliando la investigación a otras muestras de aguas residuales de una red de recolección en diferentes regiones, construida a lo largo de los años como parte de un proyecto financiado por el Centro Nacional para la Prevención y Control de Enfermedades (CCM) del Ministerio de Salud “, dijo Giuseppina La Rosa, quien dirige esta investigación, que será publicada en breve.

Sin embargo, Luca Lucentini, director del Departamento de Calidad y Salud del Agua de la ISS, destacó que este hallazgo no representa riesgos para la salud humana, y que este ARN viral, no necesariamente representa un virus infeccioso.

“El resultado refuerza las perspectivas de utilizar el control de aguas residuales del centro urbano como una herramienta no invasiva para la detección temprana de infecciones en la población”, explicó.

En la Fase 2, agregó Lucentini, la vigilancia sirve para monitorear indirectamente la circulación del virus y detectar temprano su posible reaparición, lo que permite reconocer y circunscribir cualquier brote epidémico nuevo de manera más rápida. Una estrategia que ya se está utilizando para otros virus, como la polio.

Hasta este jueves, Italia reporta 187 mil 327 casos confirmados y 25 mil 85 muertos por COVID-19. (EL FINANCIERO)