DE BUENA FUENTE

TRABAJO EFICIENTE

Con gran sentido de responsabilidad, el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, responde al reto sanitario del coronavirus.

Riquelme Solís tomó medidas preventivas de manera oportuna y que luego fueron replicadas en el resto del país, e incluso por el sector salud nacional.

El mandatario estatal se mantiene activo y recorre las distintas regiones de la entidad para conocer personalmente la situación sanitaria existente y brindar el apoyo económico correspondiente.

Coahuila atraviesa por una emergencia sanitaria, es verdad, pero son pocos los casos reportados en comparación con el vecino neolonés.

Monclova es actualmente el epicentro de contagio del coronavirus, pero Riquelme Solis actúa con prontitud y atingencia y ya solicitó a los militares la implementación del Plan DNIII, y activó el protocolo de salud.

Sin embargo, a diferencia de otros políticos y gobernadores infectados ya con el virus chino, como Omar Fayad, de Hidalgo y Adán Augusto López, de Tabasco, Miguel Ángel Riquelme toma las medidas adecuadas para evitar el contagio.

Es verdad que, en Coahuila, se produjo una tormenta perfecta con la llegada de coronavirus, el problema financiero de Altos Hornos de Mexico, y la grave situación económica de la región carbonífera por la falta de pedidos de la CFE, pero el mandatario estatal se crece al castigo.

Después de todo no hay mal que dure 100 años.

Pero hay que reconocer el trabajo responsable y eficiente que hasta el momento lleva Miguel Ángel Riquelme Solis. Nobleza obliga.

 

FINGE DEMENCIA

Hace unos días y como no queriendo, el líder estatal del PRI, Rigo Fuentes hizo un comentario en el sentido de que el tricolor aceptará los que diga el Instituto Estatal Electoral en torno a la posible cancelación del proceso electoral para elegir a diputados locales.

“Aceptaremos la decisión que se tome”, deslizó en ese momento.

Rigo Fuentes, para ese entonces ya sabía de la próxima cancelación de la elección a legisladores locales, pero tenía que fingir desconocer el tema, porque al fin y al cabo al PRI le conviene. Las encuestas lo marcan.

Mientras el proceso electoral no se caliente, el PRI será e gran triunfador, afirman en corto, en las oficinas estatales del tricolor coahuilteco.

Y tienen mucha razón.