LA MAÑANERA ENTRE LÍNEAS

0
8

En una mañanera sin rodeos, el presidente, a través de Hugo López-Gatell, cambia el panorama ante la pandemia y anuncia que estos días son cruciales para desacelerar el contagio del COVID-19, aunque alertó que es inminente que México llegue a la fase 3.

Pidió a la gente no salir de sus casas y aseguró que el objetivo es no saturar los hospitales; anunció que se no se cerrarán fronteras pero sí se tomarán medidas sanitarias más estrictas.

En temas internacionales, ante los países del G-20, pidió no abandonar a los pobres y apoyarse entre todas las naciones para salir adelante, hizo un llamado a la ONU para que intervenga en contra de los monopolios de medicamentos para tratar al virus y los insumos médicos, ventiladores; solicitó no cerrar fronteras y dejar atrás el racismo.

En temas nacionales, desacreditó las declaraciones de gobernadores sobre el coronavirus y reafirmó su decisión de escuchar solamente a especialistas, médicos y científicos.

Por último, evitó hablar de las acusaciones de Estados Unidos contra Nicolás Maduro por narcotráfico. (Instituto de Artes y Oficios para la Comunicación Estratégica)