Piden cambiar Ley de Salud de Coahuila para futuras contingencias

0
8

Durante la sesión del Congreso local celebrada este miércoles, la diputada Verónica Boreque Martínez presentó una iniciativa con proyecto de decreto mediante la cual se propone reformar y adicionar diversas disposiciones de la Ley de Salud de Coahuila en materia de a tención a desastres o crisis sanitarias que afecten la salud pública.

En la presentación de esta iniciativa, la legisladora del PRI señaló que ante los estragos causados por la propagación del coronavirus, se requiere establecer nuevos  mecanismos de actuación frente situaciones que en el futuro pongan en peligro la salud pública y que sean derivadas de desastres naturales o provocados por el ser humano.

Mencionó que, ante una epidemia o pandemia, es necesario que las familias coahuilenses se encuentren seguras, y cuenten con un marco normativo moderno que contemple campañas informativas y de atención, así como medidas para prevenir contagios y principalmente un diagnóstico del sector salud estatal que permita saber si Coahuila está preparado en insumos, recursos humanos y económicos, para recibir personas contagiadas, atender los casos detectados, o incluso hacer frente a otros patógenos en un futuro.

Agregó que con esta iniciativa, además de contar con una Ley de Salud más contundente, se mejoran los mecanismos y medidas de atención ante adversidades epidemiológicas, con la finalidad de que tomen desprevenida a la entidad, y que al contrario, se esté un paso adelante y se contemplen soluciones proactivas y anticipadas a dichos problemas de salud mediante la aplicación de acciones claras y concisas.

Cabe mencionar que entre dichos cambios están implementar y difundir planes de contingencia y emergencia derivados de algún fenómeno sanitario-ecológico que genere epidemias o plagas y que afecte a la población creando un desastre sanitario, además de garantizar la extensión progresivacuantitativa y cualitativa de los servicios de salud, preferentemente a los grupos vulnerables.

También se pretende que los establecimientos particulares para el internamiento de enfermos presten sus servicios en forma gratuita a niños, niñas y adultos mayores de escasos recursos, en la proporción y términos que señalen los reglamentos respectivos, y que el Gobierno del Estado, en coordinación con las autoridades sanitarias federales e instituciones sociales y privadas, elabore programas, campañas y mecanismos de acción para el control o erradicación de aquellas enfermedades transmisibles que constituyan un problema real o potencial para la salud de la población. (ÁNGEL AGUILAR)