Trump pide a Congreso alivio económico de 50.000 mdd ante crecientes temores por COVID-19

Washington.- El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el miércoles que pidió al Congreso que aumente la financiación en 50.000 millones de dólares adicionales para apoyar a las pequeñas empresas que sufren trastornos económicos debido al brote de la COVID-19.

Dirigiéndose a la nación desde el Despacho Oval de la Casa Blanca, Trump dijo que “esto no es una crisis financiera, es solo un momento temporal que venceremos juntos como nación y como mundo”.

Trump mencionó que está instruyendo a la Administración de Pequeñas Empresas para que ejerza la autoridad disponible para proporcionar capital y liquidez a las empresas afectadas por el nuevo coronavirus, a fin de proporcionar un apoyo adicional para los trabajadores, familias y empresas estadounidenses.

El presidente dijo que también ordenaría al Departamento del Tesoro que “aplace los pagos de impuestos, sin intereses ni multas, para ciertas personas y empresas afectadas negativamente”, más allá del plazo de presentación del 15 de abril, en un intento de proporcionar más liquidez a la economía.

“Para asegurar que los trabajadores estadounidenses afectados por el virus puedan quedarse en casa sin temor a dificultades financieras, pronto tomaré medidas de emergencia, que no tienen precedentes, para proporcionar ayuda financiera”, dijo Trump.

“Esto estará dirigido a trabajadores que están enfermos, en cuarentena o que cuidan a otros debido al coronavirus”, agregó.

En el discurso desde el Despacho Oval, el presidente también pidió al Congreso que brinde a los estadounidenses un “alivio inmediato de impuestos sobre la nómina”, aunque algunos legisladores, tanto demócratas como republicanos, han expresado su oposición a la propuesta.

Los comentarios de Trump se produjeron cuando la Organización Mundial de la Salud declaró el brote de COVID-19 como una pandemia, y continúa la volatilidad de Wall Street, con el Promedio Industrial Dow Jones cerrando más de 1.400 puntos a la baja en medio de temores por el coronavirus.

Hasta la noche del miércoles se registraron más de 1.300 casos confirmados y 38 muertes en Estados Unidos, según una herramienta de seguimiento desarrollada por el Centro para Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins.

Cada vez más empresas han pedido a los empleados que trabajen desde casa, mientras que varias universidades, incluidas la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), han anunciado decisiones para pasar a clases en línea por preocupaciones sobre el coronavirus.

Trump también anunció que Estados Unidos suspenderá todos los viajes desde países europeos, excepto Reino Unido, durante 30 días para contener la propagación del coronavirus. (XINHUA)