Jefe de OMS exhorta al mundo a redoblar esfuerzos tras declarar pandemia de COVID-19

 (Xinhua/Lucio Tavora) (lt) (eb) (da) 

Ginebra.- El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus,  exhortó este jueves a todos los países a redoblar esfuerzos en lugar de darse por vencidos en los intentos por combatir el COVID-19, luego de que la organización declaró la pandemia.

“Permítanme ser claro: Describir esto como una pandemia no significa que los países deban darse por vencidos. Por el contrario, tenemos que redoblar esfuerzos”, dijo el jefe de la OMS en conferencia de prensa.

El director general describió el brote de COVID-19 como pandemia debido a la creciente propagación del virus por todo el mundo. La evaluación, dijo, se basó en dos razones principales: la velocidad y la magnitud de la transmisión, y la ausencia de compromiso político de algunos países para controlarla.

El jefe de la OMS citó las estadísticas más recientes de la organización, de acuerdo con las cuales 125.000 casos de coronavirus han sido reportados a la OMS en 118 países y regiones. En las últimas dos semanas, el número de casos fuera de China aumentó casi 13 veces y el número de países y regiones afectadas casi se ha triplicado.

“A pesar de nuestras frecuentes advertencias, estamos profundamente preocupados por el hecho de que algunos países no están abordando esta amenaza con el nivel de compromiso político necesario para controlarla”, advirtió el director de la OMS.

“Esta es una pandemia controlable. Todos los países deben encontrar el delicado equilibrio entre proteger la salud, prevenir la afectación económica y social y respetar los derechos humanos”.

La OMS ha exhortado a todos los países a adoptar un enfoque integral ajustado a sus circunstancias, con la contención como pilar central.

El jefe de la OMS reiteró la estrategia de cuatro puntos para combatir el COVID-19.

Primero, prepárense y estén listos. Aún hay 77 países y regiones sin casos reportados, y 55 países y regiones con 10 casos reportados o menos. Todos los países con casos tienen zonas no afectadas. Esto representa una oportunidad para mantenerlas así y para preparar a las personas y las instalaciones de salud.

Segundo, detectar, prevenir y tratar. Combatir el virus exige una vigilancia robusta para encontrar, aislar, examinar y tratar cada caso con el fin de romper las cadenas de transmisión.

Tercero, reducir y suprimir. La transmisión debe reducirse para salvar vidas, lo cual implica encontrar y aislar tantos casos como sea posible y poner en cuarentena a sus contactos más cercanos. Incluso si no se puede detener la transmisión, al menos puede desacelerarse para proteger las instalaciones de salud, los asilos de ancianos y otras zonas vitales, pero sólo si todos los casos sospechosos son sometidos a pruebas.

Y cuarto, innovar y mejorar. Este es un virus nuevo y una situación nueva, y el mundo está aprendiendo y debe encontrar nuevas maneras de prevenir infecciones, salvar vidas y minimizar el impacto. Todos los países tienen lecciones que compartir. ( XINHUA)