Te doy mi palabra: responden hombres a mujeres en la Universidad Carolina

Luego del paro nacional de mujeres realizado este lunes 9 de febrero en toda la República Mexicana, incluyendo a Saltillo, en la Universidad Carolina fue colocado un muro en color morado con la leyenda “Te doy mi palabra”, en la que los hombres plasmaron palabras de apoyo a las mujeres, como parte de las actividades realizadas en la ausencia del género femenino en la señalada institución.

“De apoyarte y cuidarte, eres una chingona”; “Respetaré tus gustos, respetaré tu voz, respetarte y defenderte de todas las formas”; “Seré una persona empática y actuaré con respeto”; “De defenderte y velar por tu seguridad”; “Te protegeré y te cuidaré pase lo que pase”; “De educar con responsabilidad”, y “Siempre estaré para lo que sea”, fueron –entre muchas más- las frases que alumnos, profesores y directivos colocaron en el muro que fue colocado en el la explanada principal de la Universidad Carolina, ubicada al sur de Saltillo.

“El constituirnos como unidad educativa que tiene como premisa básica que tiene buscar justicia y bienestar para todos nuestros miembros de la comunidad educativa, implica un compromiso muy claro hacia con las mujeres que conforman nuestra comunidad, maestras, alumnas, madres de familia y todas nuestras aliadas que constituyen al desarrollo que requerimos”, señaló el rector Emanuel Garza Fishburn.

“Veíamos necesario podernos sumar a la voz que están levantando miles de mujeres en nuestro país, para que desarrollemos una conciencia muy profunda de las necesidades, mucho más empáticos, mucho más respetuosos de la calidad equitativa que merecemos todos los seres humanos, incluyendo y reconociendo profundamente el enrome valor que traen las mujeres a nuestra comunidad”, agregó.

La Universidad Carolina decidió que este lunes los hombres sí asistirían a la institución, para hacer evidencia de que este 9 de febrero fueron solamente las mujeres quienes no acudieron a laborar o estudiar.

“El objetivo en gran parte era hacer muy evidente cómo es que se respira y vive en la Universidad Carolina cuando no están las mujeres, fue una experiencia -te lo digo personalmente- hasta con cierto luto en el sentido de sentir y percibir cómo el hecho de que los que estábamos allí presente estábamos realmente sintiendo la pérdida de que no estuvieron con nosotros nuestras compañeras”, comentó Garza Fishburn.

“Todos estaban muy reflexivos, porque nos hacen falta, nos permite valorar profundamente la contribución de todas ellas, a nuestro bienestar, al construir una comunidad educativa juntos, su entrega, su disciplina, son características que traen las mujeres a nuestro campus”, finalizó el rector. (JOSÉ TORRES)