CAFÉ POLÍTICO

PRECANDIDATOS

Los 16 precandidatos de mayoría tendrán que registrar sus candidaturas el sábado 28 de marzo acompañados de su suplente. Y vaya que las suplencias están siendo muy peleadas por lo que el estira y afloja está a todo lo que da. Como usted ya sabe, los 16 posiciones del Partido Revolucionario Institucional (PRI) quedaron de la siguiente manera: Distrito Local Electoral 1 María Eugenia Calderón Amezcua; 2 María Esperanza Chapa García; 3 José María Montemayor Garza; 4 Jorge Antonio Abdala Serna; 5 Ricardo López Campos; 6 María Guadalupe Oyervides Valdéz; 7 Raúl Onofre Contreras; 8 Olivia Martínez Leyva; 9 Eduardo Olmos Castro; 10 Shamir Fernández Hernández; 11 Héctor Hugo Dávila Prado; 12 Edna Idalia Dávalos Elizondo; 13 Luz Elena Morales Núñez; 14 María Bárbara Cepeda Boehringer; 15 Martha Loera Arámbula; y 16 Álvaro Moreira Valdés.

EL PAN… DE MAL EN PEOR

Bien. Cabe destacar que el PRI se ve más fortalecido, unido y echado pa´delante que el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y el Partido Acción Nacional (PAN). Por ejemplo, en Morena hay bastantes tribus –igual o peor que en el PRD– por lo que todos son “jefes”, todos mandan, todos dan órdenes, todos dan instrucciones; o sea, hay más capitanes que tropa. Y ello en un movimiento político en nada abona. El pleito entre la defenestrada Yeidckol Polevnsky con Alfonso Ramírez Cuellar abrió más la brecha de división en ese partido que dicho sea de paso, ya hay bastantes damnificados que se las van a cobrar. Incluso, la elección que viene es huérfana que es donde el PRI le mete con todo. Recordar que la vez pasada la participación ciudadana en las urnas no llegó ni al 40 por ciento. La elección del domingo 7 de junio será entre dos fuerzas: PRI y Morena ya que el PAN se quedó muy rezagado y excluido. Ahí que el que tenga mejor estructura ganará la elección. Y en ello también los aventaja el tricolor. El PAN está para morir. Anda igual o peor que los morenos. Por ejemplo, los que quieren repetir en el cargo acogiéndose al Sufragio Efectivo Si Relección son, Fernando Izaguirre Valdés (9); María Eugenia Cázarez Martínez (11); y Gerardo Abraham Aguado Gómez (a) “El Quillo” (Pluri).

FERNANDO Y SU “RÍO URBANO”

Ahora bien, Fernando Izaguirre es de los diputados que dan bolita ya que los años que tiene como diputado nado de muertito. Hoy en día está muy entretenido con eso de querer instaurar un “Río Urbano” como el de San Antonio, Texas; o el de Monterrey. Lo que es una soberana mamarrachada. Por favor, que alguien le diga que se ubique. Así de plano. Del “Quillo” Gerardo Aguado todo mundo sabe que es del establo político de Luis Fernando Salazar, hoy moreno pero no muy convencido. Y es que Luis como que no cabe ahí. Aguado Gómez es un diputado del montón, sin chiste, que no produce, que no inicia leyes, que no transforma, que no es productivo. Su modorra y pereza legislativa de todos es conocida, lo hace –al igual que Izaguirre–, irrepetible en el cargo. Pero de cualquier forma van, pero con pocas o nulas posibilidades. Es decir, estos son dos de los diputados más inútiles e ineficaces del Congreso de Coahuila.

OLMOS CONTRA IZAGUIRRE

Y ya que hablamos de Fernando Izaguirre, este enfrentará a Eduardo Olmos, o sea, una guerra entre “compadres” (así se decían). Cabe destacar que Izaguirre rompió con Lalo al no comprarle los GPS para las patrullas de la DSPM. El negocio que tiene Fernando se llama COMDATA, pero daba tan caro los GPS que siendo alcalde Olmos prefirió comprarlos más baratos en otro lado. De las mismas características y especificaciones, pero más baras. Eso bastó para que Fernando rompiera con Lalo y vociferara en contra de él. Y le estuvo reclame y reclame una lanilla que le metió a la campaña que por supuesto Lalo nunca le regresó. O sea, lo caido caido. Los dos eran íntimos amigos y ahí rompieron. Eran hasta vecinos en San Luciano. Izaguirre Valdés decepcionado, le criticaba todo al gobierno municipal y al alcalde EOC al grado que se convirtió en miembro activo de Participación Ciudadana 29 (PC 29) y luego en panista de hueso colorado. Por cierto, nomás llegó Zermeño a mal gobernar Torreón y este brazo ejecutor del PAN –Participación Ciudadana 29– desapareció, hizo mutis, calló. Claro, es un apéndice de Acción Nacional en Torreón. Por eso nunca de los nuncas han criticado el gobierno municipal de Jorge. Que chistositos. De dar pena ajena. Por cierto, Fernando acudió como invitado de honor a la toma de protesta de Lalo Olmos en el Teatro Nazas, aun con la esperanza de convertir su amistad en una jugosa relación que al tiempo se le esfumo.

SIGFRIDO

El político torreonense Sigfrido Macías Pérez dejó la estafeta como Director del Instituto Municipal del Transporte (IMT) en Saltillo. Él se integrará con Martha Loera como coordinador general de su campaña electoral. Y vaya que Sigfrido se la sabe de todas todas porque tiene una gran experiencia y colmillo en campañas. Él y Alfonso Martínez Pimentel hicieron carrera al lado del entonces diputado federal torreonense Humberto Roque Villanueva, de 1988 a 1991 y que fuera sucedido por Mariano López Mercado. Roque los recomendaría bien y bonito con el entonces gobernador Rogelio Montemayor. Máxime cuando Roque fue el Presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, Sigfrido y Poncho gozaron de sus mejores años. Vamos, Roque Villanueva es el padrino político de ambos, aunque Poncho se perdió. Y lo que son las cosas, Sigfrido nunca ha podido ser candidato a una diputación local o federal. Carajo, se hace viejo, pero no le llega la ocasión. Por cierto, Héctor Gutiérrez Cabello, dejará la Dirección de Protección Civil y Bomberos de Saltillo y se quedará con el cargo del IMT. Por cierto, Sigfrido deja pendiente la modernización del Transporte. Como que nadie quiere entrarle y echarse un tiro con los transportistas. En fin.