Advierte Premio Nobel sobre emergencia de cambio climático a nivel global

0
25

El mexicano acreedor al Premio Nobel de Química en 1995, José Mario Molina Henríquez, quien acudió este jueves a la inauguración del Congreso de Sustentabilidad Energética: Retos y Oportunidades, que se celebró en el Centro Cultural Universitario del Campus Arteaga de la Universidad Autónoma de Coahuila, aseveró que el cambio climático a nivel global se encuentra en un estado crítico a causa de actividades humanas como la extracción y procesamiento de petroleo como fuente principal de energía.

“El cambio de temperatura está causado por el cambio de la composición química de la atmósfera (…). Sí podemos enfrentar el problema del cambio climático, hay que dejar de usar combustibles fósiles. Hay que tomar muchas medidas simultáneamente, usar energías sustentables. La deforestación contribuye también por lo menos una cuarta o tercera parte al calentamiento global, al cambio climático. También hay que dejar de reforestar”, dijo durante su ponencia, José Mario Molina Henríquez.

El ponente originario de Ciudad de México, quien junto a Paul J. Cruzten y Frank Sherwood Rowland, se hizo acreedor a esta distinción por mostrar la amenaza a la capa de ozono de la Tierra por parte de los gases del cloro, bromo y dióxido de carbono, desacreditó mitos científicos como que los cambios en el clima son naturales o que ocurrirán a finales del siglo, al tiempo que señaló a personalidades como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de no creer en la existencia de esta problemática.

“La temperatura hacia finales del siglo podría subir hasta tres o cuatro grados y eso altamente preocupante (…). Si la temperatura sube más de tres o cuatro grados, podríamos tener realmente impactos a nivel global terribles. Lo que se ha considerado en los últimos años es que estamos en una emergencia, una emergencia de cambio climático. Estamos viendo con mucha claridad que esa probabilidad de que haya desastres enormes, no la habíamos estimado bien”, indicó el ex colaborador del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y miembro de la Pontificia Academia de las Ciencias.

“Sí se puede resolver el problema y esperemos que trabajando juntos se pueda resolver. Nos tenemos que comprometer ya en esta década, del 2020 al 2030 en reducir las emisiones (contaminantes) prácticamente a cero. Estamos ya en una emergencia climática, es una cuestión de responsabilidad social, es una cuestión de ética (…). Ya es urgente resolver el problema, todos tenemos que trabajar juntos, si trabajamos juntos en todo el planeta, sí lo podemos resolver”, agregó. (OMAR SOTO)