La UNAM crea lentillas biocompatibles contra la uveítis

0
9
Foto: Pixabay

 

La uveítis es una enfermedad multifactorial que se asocia al uso excesivo de dispositivos electrónicos y a la contaminación ambiental que, de no atenderse a tiempo, puede ocasionar graves problemas 

Ciudad de México.- Un equipo de investigadores de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán y la Facultad de Química (FQ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrolló una alternativa para tratar la uveítis, inflamación ocular que puede causar ceguera permanente.

UNAM Global publicó que de acuerdo con José Antonio Escobar Chávez, responsable del Laboratorio 12 de Sistemas Transdérmicos y Materiales Nanoestructurados de la Unidad de Investigación Multidisciplinaria (UIM), el reto más importante fue elegir excipientes compatibles con tejidos y membranas a las que estarían dirigidos.

El resultado fue la creación de una lentilla capaz de degradarse en un tiempo no mayor a diez minutos, lo suficiente para garantizar la exposición de la mucosa ocular al fármaco.

Es decir, “a que la dosis que está contenida en una lentilla pueda ser mejor utilizada por la mucosa ocular de manera más eficiente para tener un efecto terapéutico”.

Escobar Chávez comenta que la mayoría de las formas farmacéuticas para el tratamiento de uveítis son soluciones en forma de gotas que desperdician el total de la dosis aplicada. Sólo se aprovecha el .1 por ciento de lo administrado.

Por tanto, la diferencia que existe entre estas lentillas y los productos que actualmente conocemos en el mercado es, precisamente, el incremento de la biodisponibilidad del fármaco a través de la mucosa ocular, por lo que la desventaja entre uno y otro es evidente.

“Las formas existentes en el mercado tienen la desventaja de una baja biodisponibilidad debido a que el mecanismo de defensa natural del ojo busca expulsarlas de manera inmediata”.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 285 millones de personas a nivel mundial padecen una discapacidad visual, de las cuales 39 millones son ciegas y 246 millones presentan baja visión.

La uveítis, en particular, es una enfermedad multifactorial que se asocia al uso excesivo de dispositivos electrónicos y a la contaminación ambiental que, de no atenderse a tiempo, puede ocasionar graves problemas.

A este respecto, Escobar Chávez apunta: “como profesionales de la salud, tenemos un compromiso importante en mejorar las condiciones y calidad de vida de los paciente, ya sea en cuanto a prevención, o hablando de pacientes con enfermedades crónicas, en generar nuevas alternativas que sean eficientes y cómodas”.

El equipo universitario conformado por José Antonio Escobar Chávez, Carlos Arturo Vázquez Tapia y Abel Peña Cuevas, actualmente se encuentra trabajando en patentar el producto ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y la UNAM, por lo que la comercialización del producto podría tardar por lo menos un par de años. (UNAM GLOBAL)