Inicio OPINIÓN DE BUENA FUENTE

DE BUENA FUENTE

Va Azucena…

Ni Hilda Flores Escalera, ni Pepe Ganem, ni Lupita Murguia, fueron los elegidos.

La nueva titular de la Secretaria de Turismo será Azucena Ramos, que este martes pidió licencia al Congreso local para separarse de su curul.

Azucena buscaba la reelección como legisladora local, pero en compensación le toca suplir a Lupita Oyervides. ¡A viaticar se ha dicho!

 

¡Niños afuera!

La misa de las 11:00  transcurría normalmente el domingo pasado en la parroquia de san Francisco, cuando repentinamente se escuchó el llanto de una niña.

En eso momentos un anciano sacerdote de voz apagada y apenas entendible impartía el sermón, y hablaba sobre  valor del perdón y de la tolerancia.

El llanto de la pequeña no paraba, a pesar de los esfuerzos de su mama, por distraerla y acallarla.

Sorpresivamente el padre perdió la ecuanimidad, y comenzó a gritarle a la madre de la niña que la sacara de la iglesia.

La pobre señora se apanicó y solo acertaba a arrullar entre sus brazos a la pequeña, lo que encolerizó más al clérigo que pedía  casi a alaridos  a los asustados feligreses que sacaran a la angustiada mujer y su hija de la parroquia.

Por fortuna la menor calló, y el sermón del perdón y la tolerancia fueron retomados por el viejo clérigo, incapaz de servir como ejemplo de ambos valores.

A lo mejor Jackie Campbell, vocera de la Diócesis de Saltillo, además de defender a las víctimas de feminicidio y salir en los medios de comunicación, también debería implementar un taller de tolerancia y humildad entre el sacerdocio saltillense.

Luego parecen candiles de la calle y oscuridad de su templo…¡Amen!

 

AHMSA avante…

Las Tres Repúblicas es el nombre del tajo de carbón que Altos Hornos de México explota en Eagle Pass, y con el que a través de Mimosa surte a la Comisión Federal de Electricidad.

Tal vez esa es la verdadera causa por la que los pequeños y medianos productores de carbón en Sabinas y poblaciones conurbadas sufren por la falta de pedidos del oro negro ante la empresa paraestatal.

Si Altos Hornos de México adquiriera a los carboneros locales este mineral y lo usara para surtir los diez millones de toneladas que entrega a la CFE, la región carbonífera no estuviera en tan pésimas condiciones económicas.

Productores y comerciantes se reúnen para criticar en corto la falta de solidaridad de AHMSA, pero nadie se atreve a decirlo públicamente.

¿Quien le pone el cascabel al gato?