Detectan corrales de animales de granja en Sierra de Zapalinamé

0
7

La asociación PROFAUNA detectó la construcción de animales de granja en la Sierra de Zapalinamé, que han comenzado a contaminar y a afectar la flora y fauna del área natural protegida.

Sergio Marines Gómez, director de la organización, comentó que por lo menos son 3 corrales los que detectaron cerca de la zona donde se construyó la llamada “Escalera al Cielo” donde ciudadanos refugian marranos y chivas, lo cual ya fue denunciado ante las autoridades del estado ya que no está permitido.

“Hemos mantenido recorridos de vigilancia sobre todo porque hemos localizado que han empezado a surgir más marraneras y algunas majadas de chivas, esto como no está regulado tenemos que estarlo vigilando y reportando”, comentó.

En estos recorridos de vigilancia se ubicó a animales de granja, para los cuales no existe un permiso para su resguardo en esta área protegida, y se denunció ante la procuraduría de Protección al Ambiente en Coahuila.

“Afecta principalmente por los animales silvestres que se acercan a los sitios de marraneras y causando basura y otros problemas, hemos localizado tres, se les reporta y se les informa que no está permitido, se reporta ante el gobierno del estado y son los que actúan”, agregó.

El Artículo 27 de la Ley de Ley de Protección y Trato Digno para los Animales del Estado de Coahuila dice “Queda prohibido establecer criaderos o refugios en zonas habitacionales, que alteren la tranquilidad de los vecinos y la contaminación al medio ambiente”, lo cual incumplen estos corrales detectados.

De acuerdo con Marines Góme, los guardaparques realizan recorridos en toda la sierra, para detectar cualquier situación de riesgo para la naturaleza, actividad que realizan desde hace 32 años en que nació la organización, que se ha dedicado a la conservación de Zapalinamé.

Por otra parte, el director comentó que la construcción llamada “Escalera al cielo” ya quedó en manos de autoridades del Estado, quienes serán los que al final determinen si se demolerá la construcción o no.

Esta obra fue denunciada y clausurada a mitad del año pasado, debido al impacto ambiental que originó la construcción de más de dos mil escalones de concreto, dentro del área natural protegida.

Fue en 2018 cuando un ciudadano comenzó con la obra, que tenía como objetivo construir una escalera hasta lo alto de la sierra donde se colocará una capilla a San Judas Tadeo, sin embargo al no cumplir con los reglamentos tuvo que ser cancelado el proyecto. (RODRIGO FLORES/UNIMEDIOS)