Hacen prueba piloto para implementar escuela para padres en empresas

0
12

La Secretaría de Educación Pública de Coahuila trabaja un proyecto piloto a fin de implementar talleres para padres de familia en las empresas de la localidad como parte extensiva del programa Escuela para Padres, informó Felipe Esquivel, coordinador del Programa Nacional de Convivencia Escolar en Coahuila.

Detalló que se tratará de talleres de habilidades sociales y emocionales con padres de familia, además de diversas estrategias de tecnología.

Aunque aceptó que aún no se tiene una fecha de inicio, comentó que ya se han tenido algunas pruebas piloto y se comenzó con cinco empresas en la entidad, en donde se ha obtenido un buen resultado.

Reiteró que la idea es ampliar dicha estrategia para poder impactar de manera significativa a la sociedad, ya que la idea es hablar con los trabajadores para ver su entorno familiar.

“Las empresas que tienen un espacio (en que) trabajan la parte social con los empleados, y nosotros buscamos, como Secretaría, que las mismas empresas se capaciten, dejar ahí a unos mentores para que ellos puedan realizar talleres relacionados con lo que veamos en las escuelas en el tema de habilidades sociales y emocionales y, obviamente, transmitirlas a la mayoría de sus empleados”, explicó.

Comentó que por lo pronto se trata de un plan piloto, pero la idea es generalizarlo en las empresas, agregó que se espera cubrir lo más posible a través de las cámaras empresariales en un corto plazo, sin embargo advirtió que implica toda una logística establecer una estrategia de este tipo, ya que son más de dos mil empresas en el estado, en las cuales se debe tener el acercamiento y definir cuál va a ser la tarea de cada.

COSTOSO AMPLIAR PROGRAMA

En tanto, el secretario de Educación, Higinio González Calderón, explicó que ampliar el programa Escuela para Padres en todos los planteles de la entidad implica una erogación importante de recursos y es por ello que aún no se ha tomado la decisión de ampliarla a tales dimensiones.

Detalló que no se trata sólo de charlas, sino que el personal que dirige los cursos es un grupo de profesionistas en diversas áreas complementarias.

“El problema es que la Escuela para Padres es un conjunto de actividades, no nada más es la plática con el papá”, aseveró.

Indicó que se deben programar una serie de reuniones en las que se explique a los asistentes las dinámicas de grupo y además los papás participan también como exponentes, ya que muchos de ellos pueden contar sus propias experiencias.

“Entonces hay que prepararlos y tenemos que tener mucha gente capacitada. Tendrían que tener orientadores, psicólogos y diversos tipos de perfiles”, comentó. (ESMERALDA SANCHEZ / INFONOR)