DE BUENA FUENTE

0
4

El gran elector.

Tras una serie de reuniones de Lulú Kamar  con las fuerzas políticas y empresariales de Monclova, la entonces candidata a la alcaldía concertó una cita con el director general de AHMSA, Alonso Ancira Elizondo.

 

La joven aspirante del PRI, llegó a la cita en el despacho principal del potentado acerero, y luego del saludo de rigor, Lulú expuso a Alonso su plataforma de gobierno, en caso de llegar a ser presidenta municipal.

 

Zorruno, Ancira Elizondo fingía escucharla con atención, mientras asentía la cabeza en señal de aprobación, y al término de la exposición, le preguntó:

 

-Y cómo te puedo ayudar?.

 

Lulú irguió el pecho, se acomodó el cabello, y le contestó:

-Con nada, en realidad no necesitó, solo vine a presentarme y saludarlo.

 

Fue la primera y última vez que Alonso recibió a Lourdes Kamar, a pesar de los posteriores intentos de la empresaria monclovense por volver a charlar con el dueño de AHMSA.

 

Al final, la elección la ganó el panista Alfredo Paredes, que gozaba de derecho de picaporte con el magnate acerero.

 

Pero eso es otra historia..

 

Ahora sin la presencia de Alonso, que vive en Mallorca, España, el gran elector se llama Gerardo Benavides, propietario del Grupo Industrial Monclova.

 

Gerardo se quedó con el equipo de Béisbol Acereros de Monclova, y con todo el poder político y económico regional que antes tuvo Loncho, como le llaman coloquialmente.

 

Por lo pronto, el alcalde Alfredo Paredes, ya se fue de cacería con el mandamás del GIM, y es cuestión de tiempo para que el resto de la clase política comarcana le rinda los honores correspondientes.

 

Paradójico y justo es que el poder regrese a una de las familias que crearon al gigante de acero.

 

El rey a muerto, viva el rey!

***

Ricky y Morenito esperan

El ex alcalde sarapero, Jericó Abramo Masso deshoja la margarita en tanto decide aceptar la invitación del PRI a ir como candidato a una diputación local.

 

El actual secretario de Vivienda y Ordenamiento Territorial un día dice que si, y al otro se arrepiente.

 

El tiempo se agota y Jericó debe resolver si deja la Secretaria a Ricardo Aguirre, y de irse, la candidatura a José Luis Moreno.

 

Es tiempo de definiciones.