Peor plaga de langosta del desierto en 25 años amenaza seguridad alimentaria en África Oriental, señala la ONU

0
29

Addis Abeba.- La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advirtió este jueves que la peor plaga de langosta del desierto en casi tres décadas amenaza la seguridad alimentaria de Etiopía y sus países vecinos de África Oriental.

“La peor plaga de langosta del desierto en 25 años ha causado significativas pérdidas de pastizales en África Oriental, principalmente en áreas agrícolas y ganaderas del este de Etiopía, centro de Somalia y norte de Kenia”, dijo la FAO en su informe de actualización sobre la situación de la langosta del desierto publicado hoy, y advirtió a los países del Cuerno de África sobre la posibilidad de una reproducción sostenida de la langosta del desierto durante los próximos cinco meses.

“Debido a que se espera la reproducción sostenida de la langosta hasta junio de 2020, la plaga tiene una elevada probabilidad de propagarse al sur de Etiopía, sur de Somalia, noreste de Uganda y en Sudán del Sur”, dijo la FAO.

Al señalar la urgente necesidad de un “inmediato aumento de medidas de control aéreo” para mitigar las pérdidas de cultivos y de pastizales, y evitar un agudo deterioro de la situación de seguridad alimentaria, también señaló que “la peor plaga de langosta del desierto en 25 años está destruyendo cultivos y pastizales en toda África Oriental”.

La FAO indicó que en medio de la actual plaga de langosta del desierto en la región, las áreas de mayor preocupación son Etiopía, Somalia y Kenia, aunque también hay langostas en la costa del Mar Rojo en Sudán y Eritrea.

La actual plaga de langosta del desierto, que es resultado de la combinación de la reproducción incontrolada en la península Arábiga y el clima inusual y las condiciones climáticas en África Oriental, ha provocado una sustancial pérdida de pastizales en áreas agrícolas y ganaderas del este de Etiopía y el centro de Somalia.

Al pedir que se dupliquen las actuales medidas de control aéreo, la FAO también subrayó que las operaciones de control realizadas hasta ahora “han sido inadecuadas para contener la plaga, que a finales de 2019 se extendió a Kenia”.

La FAO señaló que grandes enjambres, de hasta 60 kilómetros de largo y 40 kilómetros de ancho, “han invadido todos los distritos norteños y algunas áreas centrales de Kenia en menos de un mes, generando daños al sustento agrícola y ganadero, al privar al ganado de pastizales”.

Al indicar que se espera que la plaga continúe hasta junio de 2020 debido a la continuación de condiciones ecológicas favorables para la reproducción de la langosta, también advirtió que los enjambres podrían invadir el sur de Etiopía y quizás el noreste de Uganda y el sudeste de Sudán del Sur en los próximos meses.

La actual plaga de langosta del desierto también empeorará los impactos de las actuales alteraciones climáticas y de los conflictos que ya provocaron un alto nivel de inseguridad alimentaria en 2019 en el Cuerno de África, donde se calcula que más de 22 millones de personas sufren severa inseguridad alimentaria en Etiopía, Kenia, Somalia, Sudán y Sudán del Sur, mencionó la FAO.

La semana pasada, el Ministerio de Agricultura de Etiopía reveló que la actual invasión de langosta del desierto ha afectado más de 65.000 hectáreas de tierra en diferentes partes de Etiopía durante meses recientes.

La langosta del desierto (Schistocerca gregaria), considerada como la más peligrosa entre casi una docena de especies de langostas, es un importante riesgo para la seguridad alimentaria en áreas desérticas a través de 20 países, que se extienden desde el occidente de África hasta la India, abarcando cerca de 16 millones de kilómetros cuadrados, señala la ONU. (XINHUA)