Teléfono celular de Jeff Bezos fue hackeado por el príncipe saudí, señala reporte

Foto: Flickr Steve Jurvetson 

Estados Unidos.- El teléfono del multimillonario estadounidense Jeff Bezos, dueño de una de las mayores tecnológicas del mundo, Amazon, y de uno de los principales diarios de Estados Unidos, The Washington Post, fue presuntamente hackeado por el príncipe heredero de Arabia Saudita.

BBC News Mundo publicó que con las conclusiones que se extraen de un exhaustivo análisis forense digital al celular del dueño de Amazon, que fue publicado por los diarios británicos The Guardian y Financial Times.

El hackeo habría ocurrido en mayo de 2018.

Un mensaje de WhatsApp desde un número que habría usado por el príncipe saudita aparece implicado en la filtración de datos, de acuerdo a los informes.

Pero Arabia Saudita niega que su príncipe heredero sea el responsable.

Desde de la embajada del país árabe en Estados Unidos, dijeron que la historia es “absurda” y pidieron que se realice una investigación.

Previamente se había dicho que el supuesto hackeo habría estado vinculado al asesinato del periodista del Washington PostJamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul.

De acuerdo con los reportes, el teléfono del dueño del Washington Post habría sido hackeado tras recibir un WhastApp de la cuenta personal de Salman, señaló The Guardian.

En el Financial Times se informó de que tras el supuesto hackeo, el celular de Bezos habría comenzado a compartir enormes cantidades de datos, luego de recibir un video encriptado del príncipe saudita.

“Extorsión y chantaje”

Estas investigaciones salen a la luz luego de que informaciones privadas sobre Bezos fueran filtradas al tabloide estadounidense The National Enquirer, que publicó en enero que el magnate estaba teniendo un affair.

La cobertura incluyó fotos y mensajes de texto.

En febrero de 2019, Bezos acusó a ese medio de “extorsión y chantaje” tras la publicación de mensajes de texto entre él y su novia, la expresentadora de televisión de la cadena Fox Lauren Sanchez.

Un mes antes, el empresario y su esposa MacKenzie Bezos, de 25 años, anunciaron que planeaban divorciarse y que llevaban “un largo tiempo” separados.

Esta no es la primer vez que Arabia Saudita ha estado vinculada a supuestos hackeos al celular de Jeff Bezos.

En marzo del año pasado, Gavin de Becker, un investigador privado, fue contratado por el dueño de Amazon para averiguar cómo sus mensajes privados habían podido llegar al National Enquirer.

De Becker dijo entonces que Arabia Saudita estaba detrás del ataque y que había accedido a sus datos.

También relacionó el supuesto hackeo con la cobertura del Washington Post sobre la muerte de Khashoggi. (BBC NEWS MUNDO)