Metamorfosis total; Green Bay y San Francisco dieron grandes vuelcos

SANTA CLARA. Los 49’s están a una victoria de completar un vuelco que sólo una vez se ha conseguido en la era del Super Bowl. Con una victoria en la final de la NFC este domingo ante los Empacadores, los Niners se convertirán en el segundo equipo en la historia de la NFL que accede al Super Bowl un año después de perder al menos 12 partidos.

Sólo los Rams lo han hecho, pasando de un balance de 4-12 en 1998 a consagrarse campeones del Super Bowl al año siguiente, recordó Excelsior.

Los 49’s (14-3) acabaron con 4-12 en 2018 luego de que Jimmy Garoppolo se lastimó la rodilla en la Semana 3 y se perdió el resto.

Lo positivo de esa lesión fue que San Francisco obtuvo la segunda selección general del draft, permitiéndole añadir al ala defensiva Nick Bosa, artífice en la transformación.

“Las cosas tienden a funcionar al final”, dijo Garoppolo. “Siempre me dije que era una especie de bendición, la lesión de ligamento cruzado y todo lo demás, nos permitió tener a Bosa. No está nada mal. Hay que saber asimilar los golpes”.

Los Packers (14-3) también han tenido un giro luego de un balance 6-9-1 en 2018 que derivó en el despido de Mike McCarthy, quien había sido su head coach desde 2016.

Matt LaFleur tomó las riendas para hacer modificaciones en el ataque. El gerente general Brian Gutekunst adquirió a dos importantes fichas para la defensa: Preston Smith y Za’Darius Smith, quienes se combinaron para 25.5 capturas.

Estos equipos se enfrentaron ya en la Semana 12 y el duelo resultó desigual. Rodgers perdió un balón en la primera serie de Green Bay y los 49’s dominaron al ataque; el resultado fue una paliza de 37-8 de la que el quarterback de Green Bay salió con la peor cifra de su carrera en promedio de yardas por intento (3.2) y fue capturado cinco veces. (EXCELSIOR)