México no dará permiso a migrantes de nueva caravana para transitar por su territorio

Xinhua

México no expedirá permisos para que los migrantes de una nueva caravana que salió este miércoles de Honduras crucen territorio mexicano hacia Estados Unidos, dijo la secretaria de Gobernación (Interior), Olga Sánchez Cordero.

“Nosotros no vamos a dar salvoconductos. ¿Es claro? Clarísimo”, señaló la responsable de la política interna mexicana en conferencia en la sede de la dependencia.

Sánchez Cordero apuntó que se reunirá mañana jueves con el canciller Marcelo Ebrard, el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Francisco Garduño, y otros funcionarios para preparar una estrategia de atención a la nueva movilización de migrantes centroamericanos.

“Habrá operativos especiales y, desde luego, habrá agentes migratorios. Por supuesto que habrá agentes migratorios”, agregó la funcionaria.

Cientos de personas salieron en caravana en las primeras horas de este miércoles de la norteña ciudad de San Pedro Sula con la intención de dirigirse hacia Estados Unidos, entre ellos jóvenes y familias con niños, según la prensa hondureña.

Sánchez Cordero indicó que tenían conocimiento de que la movilización estaba conformada por 600 personas y abundó que México los recibirá si solicitan refugio al país o algún otro estatus migratorio, como permiso laboral.

“Lo reitero: México no es solamente un país de tránsito, no es un país que dé un salvoconducto. Es un país que abre sus puertas para incluir a las personas que quieran entrar y migrar a nuestro país, pero de ninguna manera tenemos visas de tránsito o salvoconductos”, expuso la funcionaria.

De acuerdo con los medios de comunicación, la nueva movilización migrante fue convocada a través de redes sociales, al igual que las masivas caravanas formadas a finales de 2018 e inicios de 2019 que transitaron por México hacia su frontera con Estados Unidos.

A las caravanas, un fenómeno sin precedente en la cotidiana migración desde la región, le siguió un aumento en el flujo de centroamericanos hacia Estados Unidos que alcanzó en mayo pasado su cifra mensual más alta en una década, lo que tensó la relación entre México y Washington.

El flujo de migrantes comenzó a reducirse progresivamente a partir de junio pasado, luego de que México reforzó medidas de control migratorio en su territorio que fueron pactadas con la administración del presidente Donald Trump. (XINHUA)

 

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.