La implementación del acuerdo de paz es la única vía de estabilización para Mali, dice la ONU

MINUSMA/Harandane Dicko

 

Malí.- La seguridad en ese país se deteriora a un ritmo alarmante a medida que los grupos terroristas proliferan y alimentan la violencia intercomunitaria. Mientras tanto, la implementación del acuerdo de paz es lenta e irregular. La Misión de la ONU continúa haciendo su parte para proteger a los civiles, pero necesita más recursos.

La semana pasada fueron heridos 18 cascos azules en un ataque contra el campamento en la localidad de Tessalit de la Misión Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Mali (MINUSMA), además, 89 soldados nigerianos murieron en un embate contra su base cerca de la frontera con Mali.

Estas agresiones fueron las más recientes de una serie de atentados citados por el jefe de las operaciones de paz de la ONU en informe al Consejo de Seguridad sobre la situación en Mali, en la que estuvo presente el ministro de Asuntos Exteriores de ese país, Tiébilé Dramé.

“La seguridad en Mali y en la región del Sahel se deteriora a un ritmo alarmante”, subrayó Jean-Pierre Lacroix, y advirtió que los grupos terroristas proliferan en las regiones de Ménaka y Gao, donde los ataques con explosivos son frecuentes, alimentando la violencia entre las comunidades en el centro del país y provocando desplazamientos masivos de población.

En cuanto a la arena política, el secretario general adjunto señaló que si bien la puesta en marcha del acuerdo de paz es lenta e irregular debido a desacuerdos entre sus signatarios, se han registrado algunos avances entre los que destaca el diálogo nacional inclusivo que concluyó el 22 de diciembre pasado y que se llevó a cabo de manera pacífica y constructiva en todo el país, con una participación alentadora, particularmente de las mujeres.

“Ahora es importante que el Gobierno maliense cumpla con el compromiso de respetar los resultados y continuar tendiéndole la mano a los miembros de la oposición”, dijo.

En este renglón, Lacroix abogó por el establecimiento de un calendario electoral y de reforma, así como por la celebración de elecciones legislativas y de un referéndum constitucional. “Exhorto a todos los actores políticos a trabajar juntos de manera constructiva para implementar las conclusiones del diálogo. El pueblo de Mali necesita ver y sentir que su voz ha sido escuchada y que sus preocupaciones se toman en cuenta.”

Asimismo, confió en que la conclusión del diálogo sirva para reimpulsar la ejecución del acuerdo de paz.

El único camino viable

“La implementación rápida y completa del acuerdo de paz sigue siendo el único camino viable para la estabilización de Mali. Provee el marco de trabajo para las reformas políticas e institucionales para restaurar y descentralizar la autoridad del Estado y construir un Estado maliense que refleje la diversidad y los intereses de todos sus ciudadanos”, enfatizó.

Lacroix agregó que el acuerdo también comprende los mecanismos para abordar las inquietudes de los malienses que se sienten excluidos de la vida política y el desarrollo económico del país y de los que tienen poca esperanza en el futuro.

Por otra parte, consideró que es urgente redesplegar las unidades reforzadas de las Fuerzas de Defensa y Seguridad de Mali en el norte del país para restaurar la autoridad del Estado en todo el territorio, así como para conseguir una administración estatal eficiente de los servicios públicos.

Recursos adicionales

Añadió que la MINUSMA ha ayudado a acelerar el proceso de desarme, desmovilización y reintegración de ex combatientes y a facilitar el despliegue de las fuerzas malienses en Kidal, lo que crea las condiciones para la implementación del proceso de paz.

También indicó que la Misión ha debido trasladar parte de su equipo y capacidades a la región central de Mali, dejando un peligroso hueco en el norte, y afirmó que requiere recursos adicionales para llevar a cabo sus trabajos de manera segura y eficaz.

“La MINUSMA sólo puede ser tan eficiente y efectiva como sus partes y socios quieran que sea. La voluntad política continúa siendo el principal elemento para lograr que una operación de paz sea efectiva”, acotó Lacroix y aseveró que la Misión no es más que uno de los elementos de respuesta colectiva para proteger a los civiles y luchar contra la estabilidad y la violencia y sus causas en Mali y el Sahel.

Finalmente, reiteró la determinación de la ONU de trabajar con sus socios para combatir las raíces del terrorismo, la inestabilidad y la violencia en Mali y el Sahel, pero subrayó que la Misión no tiene los medios suficientes para hacerlo, por lo que está dispuesta a buscar soluciones proactivas para conseguir el apoyo que hace falta y cumplir con su mandato. (ONU NOTICIAS)

×
Latest Posts