Comprometen adecuaciones preventivas en autopista Sal-Mon

0
14

Los separadores centrales en la autopista de cuota Saltillo-Monterrey en algunos tramos serán móviles, para facilitar la llegada de auxilio en caso de accidentes, a ello se comprometieron los concesionarios de la ruta en una reunión con la Dirección de Protección Civil y Bomberos de Ramos Arizpe.

Así lo aseguró el titular de la dependencia Francisco Javier Sánchez Aguirre, al añadir que cuando ocurre un accidente usualmente se forma un congestionamiento vehicular muy importante, lo que complica llegar al lugar por parte de cuerpos de auxilio como la Cruz Roja y la propia Protección Civil, por lo que se busca abrir un contraflujo que permita agilizar la ayuda.

La sugerencia es que cada cinco kilómetros se pueda abrir estos ingresos, y aunque actualmente ya existen algunos, están muy retirados; por lo que de concretarse tal y como se aprobó se trataría de al menos 11 ventanas o puertas movibles disponibles en caso de accidente.

“Si se logra que se abran las ventanas o quitar las barreras separadoras de carriles nos va a ahorrar muchísimo tiempo, en este último accidente se perdió mucho tiempo, al quitar esas barreras vamos a poder llegar de inmediato”.

Destacó que, sin embargo, el principal motivo de los accidentes es que muchos usuarios en realidad no saben manejar en carretera pese a tener licencia para hacerlo, “no guarda una distancia prudente cuando hay un clima adverso, todo eso provoca que tengamos más accidentes”.

Actualmente son alrededor de 30 mil vehículos diarios los que circulan por la autopista de cuota, y el plan es que los concesionarios entreguen trípticos previos a la apertura de los nuevos ingresos a fin de que los usuarios extremen las precauciones al manejar principalmente en esta temporada invernal.

Cabe mencionar que existen focos rojos en este cuerpo vial, ya que desde que fue construido en el kilómetro 64 se han registrado alrededor de 18 de accidentes, “y después en el 90 y tantos”, dijo no tener el dato exacto de accidentes totales en el tiempo que lleva operando pero insistió en que es un número “importante”, agregó que esto se debe principalmente a que fue construida en una parte muy alta de la montaña, que impide una visión adecuada al conductor.

Dijo que la autopista tiene una ambulancia y grúa de manera permanente además de que se le está monitoreando constantemente; además, entre las medidas de precaución que según los concesionarios de la autopista se tienen previstas están una cantidad importante de sal para rehabilitar sitios congelados, y el monitoreo de alrededor de 65 kilómetros con cámaras de vigilancia.

En la reunión se comprometieron a introducir aún más, y mejorar e incrementar los dispositivos preventivos en materia de neblina, hielo o nieve para esta temporada invernal, como la introducción de más luces led y enviar boletines a diversos medios de comunicación para actualizar las condiciones de la autopista a quienes tienen necesidad de usarla. (ESMERALDA SÁNCHEZ | INFONOR)