Activan código naranja en apoyo del Colegio Cervantes

Luego de los hechos ocurridos el pasado viernes en el Colegio Cervantes ubicado en la ciudad de Torreón, este sábado se realizó una reunión interinstitucional en la jurisdicción Sanitaria Número 6 de la Secretaría de Salud Estatal, presidida por el titular de la dependencia Roberto Bernal Gómez, con todas las dependencias que pueden incidir en la prevención y combate de este tipo de eventos.

El Secretario dijo que el objetivo es convocar a todas las dependencias con el objeto de resolver  la salud de los niños y jóvenes del colegio, sus maestros y los padres de familia, y el primer paso luego del incidente en que perdieran la vida una maestra y un menor identificado como el agresor principal, fue activar el código naranja, lo que significa emitir una alerta en todos los hospitales regionales, incluido el IMSS, ISSSTE y todos los que forman parte del Sistema Estatal de Salud.

“Tuvimos quirófanos disponibles, cirujanos y otros especialistas a disposición”, a fin de atender a los heridos, manifestó y señaló, “yo fui personalmente a ver a los niños ayer, todos está bien, lo más grave es una perforación abdominal que lesionó el hígado, pero está estable el muchacho”.

Se espera que en el transcurso de la semana se podrán dar de alta ya a los primeros heridos, de acuerdo al titular de Salud, quien explicó que se solicitó la colaboración de un experto de la ciudad de Monterrey que estuvo atendiendo una contingencia similar hace tres años, cuando ocurrió un incidente en una escuela de ésa ciudad.

Las secretarías de Educación y Seguridad, así como la Fiscalía General del Estado estuvieron presentes en la reunión y se convocó a todos los psicólogos y psiquiatras de la entidad que deseen colaborar en la Línea de Vida, ya que se reforzará a ésta, el C4 y 911.

“Estamos tomando lineamientos generales tanto de estas personas de Monterrey como de instancias internacionales y estarán aquí el tiempo que sea necesario”.

Explicó que el lunes se abrirá la escuela para dar apoyo a la contingencia a los profesores y los alumnos, pero no para dar clases, lo que continuará hasta que los especialistas psicólogos y psiquiatras consideren que están en condiciones de continuar sus actividades cotidianas, lo que no será mayor de dos días.

Se crearán grupos de trabajo para detectar por medio de psicólogos factores de estrés con quienes necesiten tratamiento específico, como son el síndrome de estrés, la depresión postraumática, el uso de alcohol o de drogas, en los que se trabajará intensamente con los pacientes detectados, “no hay que tratarlos como enfermos sino darles el apoyo necesario nada más”, subrayó.

El subsecretario de Atención a Emergencias de la Secretaría de Salud, Erick Varela Cortés, explicó que todas las dependencias señaladas han tomado acciones concretas para protocolizar la atención de lo sucedido, ya que la Secretaría de Educación a través de sus coordinaciones regionales, estará realizando en mil 300 escuelas de la región Laguna operativos de revisión en coordinación con padres y maestros para evitar la introducción de armas y substancias hacia las escuelas.

Apuntó que se realizará de manera aleatoria y se solicita el apoyo de los padres para hacer lo propio en casa; en tanto que el DIF Estatal dará fortalecimiento y ayuda a las familias afectadas, además de la labor que el propio colegio ha realizado al respecto, de acuerdo a Infonor.

La Fiscalía General ha hecho lo propio a través de sus psicólogos de Atención a Víctimas adhiriéndose al protocolo de no re victimizar principalmente a los menores de edad. Se trabajará con dos grupos de psicólogos, uno de ellos con la comunidad afectada y el segundo con las líneas de vida ya señaladas para detectar y dar atención a cómo está reaccionando la comunidad a fin de darle tranquilidad de que se está atendiendo el problema.

Los Centros de Salud Mental se mantendrán abiertos para que los casos detectados como graves sean atendidos de manera inmediata y personalizada, además de dar seguimiento a través de expertos de Nuevo León, la Universidad de Salamanca y las instituciones internacionales que se han sumado.

El médico señaló que lo principal es la atención en las primeras 72 horas, por lo que se debe atender de inmediato para que en breve se recupere la salud y la paz mental en el círculo primario que vivió la tragedia.

El objetivo es reforzar los programas contra la violencia, a fin de prever la presencia de algunas conductas, por lo que alrededor de 40 expertos de las diversas dependencias e instituciones involucradas se mantendrán capacitados para canalizar los casos de ser necesario, tanto en escuelas, como en centros de salud mental y líneas telefónicas de atención.

Gerardo Cantú Garza, Médico Psiquiatra y coordinador del equipo de intervención en crisis de Nuevo León, explicó que el grupo tiene 10 años de experiencia y un equipo de especialistas altamente calificado.

“Hace tres años tuvimos una situación en Monterrey muy similar a lo que está ocurriendo aquí, y pensamos en la necesidad, la atendimos y en dos años continuamos en contacto con la gente del colegio, la experiencia que tuvimos allí fue buena en el sentido clínico, se pudieron prevenir complicaciones, el código sigue funcionando, y los niños están bien”, sostuvo. (ESMERALDA SÁNCHEZ-INFONOR)

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.