EN EL TINTERO

Arrancan

Arrancó el Proceso Electoral 2019-2020 en el que se disputarán once partidos políticos las 25 curules, 16 de mayoría y nueve de representación proporcional, mejor conocidas como plurinominales, en busca de obtener espacios para integrar la 62 Legislatura.

Tres partidos de nueva creación que, tras varias impugnaciones, lograron llegar al final del camino y colarse en la elección son: Unidos que dirige Rubén Humberto Moreira Guerrero, hijo del exgobernador de Coahuila Humberto Moreira Valdés; Emiliano Zapata La Tierra y Su Producto que lidera José Luis Cepeda López también dirigente de la UNTA; y Partido de la Revolución Coahuilense de Abundio Ramírez Vázquez.

Abundio Ramírez sin la mayor vergüenza se aventó el miércoles en el arranque del Proceso Electoral un discurso en donde reprochó la desventaja que tendrán en esta jornada frente a los otros partidos, pero parece que perdió la memoria. Pregonó un gran compromiso de honestidad en la Sesión Solemne del Instituto Electoral de Coahuila y reprochó el dispendio de recursos y asignaciones a otros partidos.

¿Olvida que dejó un adeudo de poco más de 3 millones de pesos ante el Instituto Electoral de Coahuila y evadió dicho pago al perder su registro como partido político, luego de que no alcanzó ni el 3% de la votación total en las elecciones de gobernador? Qué poca memoria.

Es así que el PRI, PAN, UDC, Morena, PVEM, PRD, Movimiento Ciudadano, el Partido del Trabajo, Unidos y PRC buscarán un espacio en el Congreso, en donde actualmente se tiene representación de cinco partidos políticos, y dos diputados que en el transcurso de la actual legislatura decidieron declararse independientes.

Ahora, para aquellos diputados que aspiren a la reelección deberán hacerlo por el mismo partido en el que fueron postulados la primera vez, pero en estas candidaturas no será necesario renunciar a sus funciones como legislador por lo cual podrá continuar con su labor en el Congreso y en horario posterior hacer campaña. ¿Qué le parece?

“Deberán ponerse de acuerdo para tener un horario, no está muy bien definido en el tema de los legisladores, entonces tendrán que establecerlo para después de eso hacer campaña, aunque tienen limitantes como no utilizar la tribuna para proselitismo ni utilizar los recursos públicos que les sean asignados para hacer campaña”, esta fue la justificación de la presidenta del Instituto Electoral, Gabriela de León Farías.

Lo cierto es que hay serias lagunas en la ley que permiten a los legisladores seguir ganando exorbitantes salarios (más de 100 mil pesos), mientras adicionalmente reciben recursos públicos para hacer campaña. ¿Quién va a vigilar o cómo van a determinar que no están tomando ventaja de su condición de legislador? Si ni si quiera se fiscaliza una gran cantidad de recursos que perciben al mes, ya que lo reciben de forma discrecional y jamás han estado dispuestos a regularlo.

Al argumento es el mismo en cada elección a partir de que se aprobó la relección, como ocurrió con los alcaldes y ahora con los diputados. ¿Cuál es su horario? ¿Quién establece cuando y a qué hora pueden hacer proselitismo? Como siempre todo se dejará a la buena fe y voluntad de los candidatos o candidatas, porque de reglas, en este caso, simplemente no existen.