Daniel Madariaga Barrilado: Los ladrillos de sargazo impulsarán construcciones sustentables”

El sargazo tuvo un importante crecimiento en las costas mexicanas debido a las consecuencias del cambio climático. Especialistas ahora idearon una forma para reducirlo y reutilizarlo de forma tal que contribuirá a la realización de hogares sustentables, y con menor costo que los medios tradicionales. Expertos en sostenibilidad, como Daniel Madariaga Barrilado, explicaron que el sector ha encontrado una solución y ha comenzado a aprovechar el sargazo con un enfoque sostenible.

Qué es el sargazo y el porqué de su proliferación

El sargazo es un tipo de alga que flota en masas isleñas y nunca se adhiere al fondo marino y  es abundante en el océano. Las ramas y estructuras redondas, que componen la planta son en realidad estructuras llenas de gas, llamadas neumatocistos, que se llenan principalmente de oxígeno. Los neumatocistos agregan flotabilidad a la estructura de la planta y le permiten flotar en la superficie.

Desde el año 2015, hemos observado como el sargazo ha proliferado en zonas turísticas, afectando a las playas y provocando pérdidas millonarias en el sector, principalmente en  Quintana Roo.

Las causas de este desastre están relacionadas con el cambio climático y el poco cuidado hacia los recursos del planeta.

Por un lado la temperatura del mar ha aumentado, promoviendo la reproducción del sargazo. Adicionalmente se agrega las descargas de agroquímicos al océano, como el caso del nitrógeno, que son nutrientes para estas algas, y por último, las modificaciones de las corrientes marinas debido al derretimiento de los polos y los glaciares, traen cada más sargazo a la costa, con un récord un millón de toneladas acumuladas este año.

Beneficios del Sargazo para la construcción

Se ha comprobado que construir ladrillos de sargazo, no solo es de menor costo que los convencionales, sino que además tienen mayor durabilidad.

Así lo explica Daniel Madariaga,

“No solo encontramos que los costos de construcción se reducirían hasta en un 50 por ciento, sino que se ha comprobado que los bloques de sargazo tienen mayor tiempo de utilidad en comparación con los de cemento, con una durabilidad de hasta 120 años. Otro de los factores por los que impulsamos este modelo de construcción, es que podrían utilizarse para construir casas o edificios en cualquier parte del país, bajo cualquier tipo de clima”,

Esta tendencia se expande en diferentes ciudades del mundo, y en Miami, Brasil, Filipinas, Andorra o Hong Kong, entre otros destinos turísticos, ya se han construido hoteles sustentables a partir del sargazo.

Yendo a datos más técnicos, la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente de Quintana Roo, a partir de estudios realizados, comprobó que la resistencia de los ladrillos creados a partir de sargazo es de entre 75 y 120 kilos, mientras que la durabilidad puede ser de hasta 120 años, y –  lo que es de vital importancia – ,  sin importar la región o tipo de clima en donde se utilicen.

Daniel Madariaga Barrillado explica, que “en la actualidad no existens materiales sustentables tan resistentes ni con este amplio período de vida. A través del sargazo, se lograrán construcciones ecológicas y sustentables y ecológicas”

El especialista agregó además, que “estas estrategias de aprovechamiento de recursos que en apariencia son desperdicios, contribuirán a la creación de ciudades inteligentes en las que sé les de aprovechamiento a absolutamente todos los recursos con los que se cuentan. En el caso particular de Quintana Roo ya se ha implementado de forma exitosa”.

Este modelo de construcción se podrá replicar sin duda pronto en otros estados, como Durango, Zacatecas, o Estado de México.

Otros usos posibles del sargazo

Frente a este fenómeno natural, diferentes industrias y especialistas han destacado algunos de los otros beneficios que tiene el sargazo. Por ejemplo, contiene ácido algínico, que se puede aplicar como espesante y emulsionante en la industria alimentaria; tiene celulosa y hemicelulosa, que son materias primas de papel; genera etanol, uno de los principales compuestos para biocombustibles; y se descubrió que sus propiedades también lo convierten en un excelente fertilizante.

Sabiendo todo esto, los mexicanos se pusieron manos a la obra para aprovechar el sargazo que está llegando a las costas y convertirlo en productos ecológicos.

Algunos de los productos que se fabrican con sargazo son los cuadernos y el papel que también se pueden utilizar para el embalaje y la artesanía. Es un material amigable, ya que evita el uso de árboles y le da una nueva vida a estas algas. Bajo esta misma línea, los portavasos y menús para restaurantes también se producen con sargazo.

La cosmética natural tiene una presencia creciente en el mercado, y ahora los empresarios mexicanos han comenzado algunas innovaciones en el área desarrollando productos hechos de sargazo.

Los tratamientos para fortalecer el cabello, así como el maquillaje, las cremas hidratantes y los protectores solares son algunos de los productos que se están produciendo.

La industria de alimentos y bebidas no se está quedando atrás en el uso del sargazo. Ya se creó la primera bebida de cóctel basada en estas algas. Es el “regalo de la piña”, cuyo nombre es un homenaje a la cultura maya que en la antigüedad ofrecía una piña como regalo de bienvenida a sus invitados.

Además, es bueno mencionar que el sargazo es rico en yodo, bromo, sales minerales y vitaminas, y que también contiene propiedades que benefician la absorción de grasas.

Leer más sobre cómo Daniel Madariaga está ayudando a resolver los problemas ambientales de México.