ZAGAL

Mario Aguilar

Tal parece que nos hemos acostumbrado al morbo que genera una noticia con encabezado amarillista, que al momento de ver una posible buena noticia en algún medio de comunicación, dejamos que esta pase desapercibida y no le damos la importancia merecida, por que la idea de que solo el mal es el que vende, sigue estando muy arraigada en nuestra forma de ser.

Confieso que es algo que me suele pasar mucho; pero para el caso de esta semana, quise hacer una excepción, pues al enterarme de lo que hoy les escribo, siento que es una historia que merece ser contada, compartida y reconocida.

El caso se dió en Estados Unidos, específicamente en New Haven, Connecticut, donde estudiantes de una preparatoria local, se están manifestando en favor de uno de sus compañeros que fue detenido el pasado mes de septiembre y en contra de la posible sanción que pudiese enfrentar en caso de ser declarado culpable.

Mario Aguilar es originario de Guatemala y a los 16 años tomó la decisión de irse a vivir con su tío a Estados Unidos para escapar de una pandilla local que trabajaba activamente para reclutarlo, y cuando se negó a unirse, fue golpeado y amenazado de muerte. Por lo que dejó a su país natal con un esfuerzo de poder crearse a sí mismo un futuro mejor.

En marzo de 2018, en su intento de “cruzar”, fue arrestado por una patrulla fronteriza, pero fue puesto en libertad con la notificación de la obligación de comparecer ante un juez de inmigración. Está probado que Mario nunca acudió a dicha comparecencia.

En septiembre de este año, Mario fue arrestado de nueva cuenta, solo que esta vez por la policía local de New Haven, debido a un accidente de tránsito que tuvo, al chocar contra un coche estacionado generando daños menores, pero la situación se agravó cuando el departamento de policía local incluyó hechos falsos en el expediente señalando que se encontraba alcoholizado sin haber realizado ninguna prueba de alcholemia correspondiente para poder efectuar una declaración de esa magnitud.

Esto sin duda fue gran detonador de toda la situación, pues al inculpar de ese tipo de actos a una persona automáticamente lo exhiben en el sistema de seguridad de Estados Unidos; y gracias a eso se abrió un proceso en su contra, y tuvo que comparecer ante la corte local para defenderse de dichas acusaciones y se le dictara una sentencia; que en caso de haber sido declarado inocente, esta no hubiese pasado del pago de una indemnización hacia el dueño del vehículo.

En su segunda aparición ante esa corte, el pasado 10 de septiembre, todo tomó un rumbo distinto, pues Mario no sabía de la presencia de elementos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, quienes inmediatamente lo arrestaron, bajo el argumento de haber estado presente en ese lugar de manera ilegal por violaciones de inmigración, es decir, su decisión tomada en el 2018, lo había estado cazando por más de un año esperando un indicio para generar el efecto que por ley y destino correspondía.

A todo esto, Mario llevaba siendo estudiante de la prepa local en la cual nadie sabía de esa situación. Sus compañeros estaban enterados del contexto de Mario, pero no conocían de su experiencia en el cruce de la frontera; estaban enterados que muchas ocasiones no asistía a clases por estar trabajando para poder enviarle dinero a su familia, lo cual era real, por lo que al notar su notoria y prolongada ausencia, la directora de la prepa, su mentor y una de sus maestras, se alarmaron y declararon a Mario como desaparecido al desconocer su paradero y más frustrante aún, no tener ningún medio de contacto con alguien cercano a Mario.

Fue hasta que en la escuela recibieron una llamada proveniente del Departamento de Policía, y era Mario. Lejos de intentar hablar con alguien de su familia, decidió hablar a la escuela para comunicarse con su mentora, quien inmediatamente le paso su numero de tarjeta de crédito para que pudiera comunicarse las veces que tuviera permitido con ella o algún conocido. Además, junto con la directora y demás maestros, se han dedicado a  realizar diversas actividades en pro de la liberación de Mario, incluso han acudido como sus representantes legales en parte del proceso.

Dentro de la escuela, sus compañeros se enteraron de la situación y han estado realizando manifestaciones y campañas para apoyar de alguna manera a uno de los suyos, pues saben el posible destino que pudiera enfrentar Mario si es deportado a su país de origen. Para ello, se han dispuesto a vender artículos para que con el dinero recaudado puedan apoyar aunque sea en lo mínimo a Mario, y han estado haciendo una serie de actos que a mi en lo personal me conmovieron muchísimo, que es enviarle las tareas de todas las clases que se ha perdido para que no se quede atrás de conocimiento con sus compañeros.

Es una realidad, que la probabilidad apunta a que esta historia no vaya a culminar de la manera que la empatía de muchos quisiera, porque tampoco hay que ser omisos a las leyes y reglas que están establecidas y por ende se tienen que seguir. Sin embargo, se está garantizando el derecho a defenderse y por ahí se puede hallar una vía de solución al problema.

Veremos que pasa; por si les interesa, el fallo se da hoy 12 de diciembre.

En fin, lo que se pretende generar con estas líneas, es enaltecer dos puntos.

Primero: estar conscientes de que las decisiones que tomemos hoy pueden tener un gran impacto el dia de mañana; y dos: enmarcar de alguna manera la solidaridad de todos aquellos que han sido conductores de ayuda hacia el afectado de la historia, se los prometo, si se meten a investigar más, la impresión que esta genera es impresionante.

Espero les haya gustado esta narrativa de una noticia con tintes de novela, pero al final del día es una realidad. Una realidad que muchas veces no nos damos cuenta por centrar la atención en otras cosas, pero ahí está, y si la conocemos, podemos aprender más de lo que esperábamos.

 

Reciban un saludo, muchas gracias.

Nos leemos la siguiente semana.

@Dan_Fdz