DE BUENA FUENTE

Santa sarapero…

El alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez es un hombre que sabe compartir lo que la vida le ha dado.

El joven político saltillense, entiende que la capital estatal tiene ventajas institucionales, de las que carecen otros ayuntamientos.

Por esa razón, la semana próxima inicia un periplo por 22 municipios de la entidad, para obsequiar luminarias públicas, que se encuentran en óptimas condiciones, pero ya no se utilizan en Saltillo.

Manolo platicó ya con los ediles de los ayuntamientos interesados en el apoyo gratuito, y agendaron la visita del alcalde sarapero para la formal entrega de las luminarias.

Sin duda, un buen regalo navideño.

Nobleza obliga…

 

Enrique II…

Enrique Martínez Morales y Jericó Abramo Masso fueron enemigos jurados y perseguidos durante sexenios pasados.

Pero dicen que no hay que sudar calenturas ajenas, y Jericó es ahora miembro distinguido del gabinete estatal, y hasta le resurgió la aspiración a ser gobernador de Coahuila.

El caso de Enrique Martínez Morales, puede que sea más complicado, por el entorno familiar y político que le rodea.

Sin embargo, el amague de que puede irse a Morena y contender por la alcaldía de Saltillo, debe parar las antenas en Palacio Rosa.

Martínez Morales puede tener pocos votos en sus alforjas, pero se los va a quitar al PRI, y si le añaden que el joven Rubén Humberto Moreira también le va a restar sufragios al tricolor, puede que el escenario no sea tan fácil.

Imagine usted una contienda entre Chema Frausto y Enrique Martínez  por suceder a Manolo Jiménez.

Quique ha sido institucional y respetuoso, y se mantiene en las filas del PRI, a pesar de los agravios y ofensas que recibe.

¿A poco no merece un mejor trato de Rigo Fuentes, y compañía?

 

¡Sipirili!

Anda el run run de que Reyes Flores Hurtado presume en la región carbonífera, que mantiene una estupenda relación con el director general de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett y que con una sola llamada destraba la falta de pedidos de carbón en la paraestatal.

Al menos eso es lo que repiten en cada reunión con productores de carbón, los hermanos Tania y Tony Flores, dueños de la empresa Acarreos Flores.

Ambos intentan convencer a los desesperados carboneros de no hacer caso al grupo del senador de Morena, Armando Guadiana Tijerina, y mejor sumarse al equipo de Reyes Flores.

Y es que al parecer Guadiana y Reyes, como Viruta y Capulina, ya se separaron y tomaron rumbos distintos.

No lo sé, tal vez, a lo mejor, quién sabe…