PAPELERÍA EN TRÁMITE

Los estados deben abandonar el pacto federal, a nadie le beneficia este tema. El gobernador Miguel Riquelme debería impulsar un pacto entre los gobierno del PRI y PAN, contra la mano voraz de AMLO, quien busca acabar con todo. Si ya nos unimos en la seguridad, porque no unirse para defender el federalismo y a las instituciones las cuales están desapareciendo. Lo digo abiertamente, ya que MORENA le está dando en la madre a todos. Se los he venido diciendo, el próximo año será incierto. No gaste de más en estas fechas, cuide su dinero, pague todo, el año que viene va ser de caos: hambre, desabasto de medicinas, de gasolina y sin instituciones de confianza. No vote por MORENA en las elecciones de Coahuila en julio. Vote por quien quiera menos por el partido de moda. Y en ese camino de acabar con todo el filósofo de Macuspana, conforme a la fracción de Morena de la Cámara de Diputados. Coahuila sólo recibirá el 77 por ciento del gasto federalizado sobre los ingresos por entidad, sólo por debajo de Quintana Roo, Estado de México, Sonora y la Ciudad de México. Mientras que Guerrero recibirá 96 por ciento de gasto sobre ingresos. Durango, el vecino más leal de Coahuila, su presupuesto para el 2020 es de alrededor de 29 mil 600 millones de pesos, 160 mdp menos que los asignados para 2019. Es por eso que este próximo primero de diciembre debemos salir todos a las calles a la gran manifestación que se está convocando contra el Presidente, no vamos entregarle el país a un solo hombre y a un grupo de chiflados, es de todos no de solo los que votaron por él. Organizaciones de la Sociedad Civil convocaron a la denominada marcha contra el gobierno fallido de Andrés Manuel López Obrador, el próximo 1 de diciembre, a las 11:00 de la mañana cuando se cumpla un año de que asumió el poder. Aquí en Saltillo partirá de la Plaza Nueva Tlaxcala, debemos de manifestarnos por el bien de nuestros hijos. Se han invitado a los partidos Acción Nacional, de Revolución Democrática, Revolucionario Institucional y Movimiento Ciudadano para que convoquen a su militancia y simpatizantes. Sin portar banderas partidistas, sino como mexicanos, a expresar su inconformidad con una sola bandera y un mismo objetivo que está contra el gobierno de López Obrador.