Concesionar libramientos alternativa para más infraestructura

Como alternativa a la falta de recursos en materia de infraestructura, el Gobierno de Coahuila prepara un proceso de licitación para concesionar las obras de periféricos que ingresen a carreteras en la entidad, en específico la carretera 57, lo que permitiría continuar con el plan vial en la entidad sin necesidad de inversión.

Gerardo Alberto Berlanga Gotés, Secretario de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Movilidad, expresó que el costo de las obras es de menos de tres mil millones de pesos que Coahuila se ahorraría mediante este esquema, ya que serían las empresas las que inviertan y posteriormente cobren cuotas para recuperar las inversiones, de las cuales la entidad recibiría una mínima parte.

“Un porcentaje siempre es para el estado, sería infraestructura estatal en la que mediante un concesionario haces la obra y posteriormente un porcentaje se aporta a la entidad, pero eso se conoce hasta el momento del proceso de la licitación”.

El secretario adelantó que la Comisión de Infraestructura del Congreso de la Unión ya aprobó el dictamen al respecto, y ahora sigue reunirse con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para que, una vez cumplida la normativa, después del tercer trimestre del 2020 se inicie el proceso.

Entre los recursos que se están “peleando” están los relativos a periféricos que le hacen falta a la entidad para impulsar la carretera 57, empezando de norte a sur el periférico sobre los municipios de Allende y Zaragoza para poder tener un acceso directo al puerto seco de Acuña, mismo que está subutilizado con poco aforo, para integrarlo al Eje 57, uno de los principales del país que va de la frontera hasta la capital del Estado.

“Este periférico que es de 16 kilómetros le daría mucho beneficio a Coahuila y al país, ya que una carga importante de transporte pesado podría utilizar el puerto de Acuña y yéndonos más hacia el sur queremos a través de Fonadin (Fondo Nacional de Infraestructura) retomar la carretera de cuota que actualmente está concesionada de Nueva Rosita – Allende para poderla modernizar como debe de ser ya que no está del todo en buen estado”.

Otra de las autorizaciones que se está buscando es la de un periférico nuevo en la Sabinas-Rosita para entroncar con la Autopista Allende, que sería de 32 kilómetros, y la autorización del Periférico de Monclova, que vendría siendo la modernización de la carretera La Puerta 4 con 8 kilómetros más para salir adelante del municipio de Castaños y hay otro proyecto de construir un nuevo tramo de 14 kilómetros para entroncar la autopista de cuota Saltillo-Monterrey con el bulevar Flores Tapia, al norte del aeropuerto de Ramos.

 

El periódico con mayor tradición en Saltillo.