CAFÉ POLÍTICO

NUEVA DIRIGENCIA

Este sábado se llevará a cabo la litis electoral para saber quién será el próximo dirigente municipal del Partido Acción Nacional (PAN) en la vecina Gómez Palacio. Para ello se registraron cuatro contendientes: Oswaldo Santibáñez García, Héctor Mario Bonilla Elizalde, Mario Alberto Ibáñez Delgado y Luis Gerardo Márquez López. Cabe destacar que en las pasadas elecciones para renovar la presidencia municipal, el PAN pasó a ser la tercera fuerza electoral. Sin embargo ellos pretenden cerrar filas y rencauzar líneas y estrategias para las elecciones de 2021 que si bien falta tiempo, sería más que suficiente para que pudiesen lograr su cometido. Ahora bien, es algo difícil y hasta titánico que lo logren, ya que el PRI va con todo por recuperar su poderío y Morena, por supuesto que no se va dejar. ¿Pero quién es cada uno de ellos, los contrincantes a la contienda al seno del PAN?

 

OSWALDO

Por principio de cuentas Oswaldo Santibáñez es un viejo lobo de mar con colmillo más que retorcido. Aunque presuma que cuanta con el visto bueno de su “amigo” Marko Cortés –dirigente nacional del PAN–, la verdad es que él no vota y si votara sería un solo sufragio. Oswaldo ha sido regidor y excandidato fallido a una diputación federal. Además ha andado en varias luchas de su partido, pero con tan mala suerte que siempre le salen mal las cosas ya que no goza de la simpatía y apoyo de la militancia. Buen hombre Oswaldo, pero es un cuadro muy gastado, muy visto, muy manoseado –una liebre muy lampareada– que la verdad sea dicha, no tiene nada que ofrecer.

 

SE QUEDA EN LA SEP

En cuanto a Mario Bonilla, éste es funcionario de la Subsecretaría de Educación Pública (SEP) y no creemos que deje el hueso por un cargo partidista; o al menos no le va a echar ganas por hacerse de la dirigencia. Da la impresión de que Bonilla Elizalde solo va a la elección a tejer alianzas, pactos y acuerdos para estar vigente, para mantenerse en la jugada y ser tomado en cuanta en próximos procesos electorales. O sea, es un candidato de relleno que incursiona a ver que sale. Nulas posibilidades.

 

IBAÑES, CALERO, CASTAÑEDA Y MATURINO

Mario Ibáñez, actualmente labora en la Recaudación de Rentas del Estado, Región Laguna. Es el más joven de todos con 38 años cumplidos. Por cierto, Ibáñez ha participado en campañas electorales siendo la más importante la de 2016 cuando fue coordinador de la del “Güero” Rosas Aispuro. De lo negativo de este muchacho podemos decir que detrás de él están Jorge Calero y Julio Castañeda, que mucho daño le han hecho al partido. Es que la militancia está harta de ellos ya que siempre desean –a producto de gallina— tener el control de todo a pesar de que los panistas muchas de las veces se oponen a ellos. Cuando Calero y Castañeda no se salen con la suya, les ponen trabas a los demás o definitivamente no apoyan al PAN. Claro que los panistas bien nacidos de Gómez Palacio los desprecia, los relega, los excluye.

 

“HAY LÍNEA DE ARRIBA”… A OTRO PERRO CON ESE HUESO

Ahora bien, Juan Carlos Maturino Manzanera –quien cobra como diputado local plurinominal– anda asustando con el petate del muerto y haciendo creer a la militancia que Mario Ibáñez es el candidato del gober; que “hay línea de arriba”, cuando la realidad es que Rosas Aispuro no tiene preferencia por nadie en lo absoluto. Pero a Maturino le vale y viene usando el nombre del gobernador. Por cierto, a Mario Alberto lo alcanzó su turbio y proceloso pasado. Es que hace unos años se le acusó de robar un establecimiento de teléfonos celulares. El negocio Promotora de Celular 200, que se ubicaba en la Calle Degollado, reportó el robo. La encargada de este negocio, Geraldinde Dávila Enríquez, que era la encargada señaló a Mario Alberto Ibáñez Delgado, como la persona que minutos antes había ingresado al establecimiento y se había apoderado de un teléfono celular y sus accesorios. Mario Alberto se había identificado con el nombre de Jonathan Hernández Wong. Cuando la policía detuvo a Mario Alberto le encontraron en su mochila lo robado y otras cosas más. Por cierto, él negó todos los cargos aduciendo que los policías le habían puesto la mochila ya que él no cargaba nada.

 

GERARDO MÁRQUEZ

En cuanto al último de los contendientes, Luis Gerardo Márquez López, este  es Médico Cirujano con especialidad en medicina familiar con 18 años de trabajo en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Ingresó al PAN en el 2000. Ha sido delegado municipal y estatal en donde ha participado en varias elecciones de su partido. Su último cargo fue Secretario Adjunto del Comité Directivo Municipal en Gómez Palacio (2017-2019). Además se involucró de lleno en las elecciones para gobernador del “Güero”. Cabe destacar que Luis Gerardo sería el único prospecto viable que buscaría un cambio estructural dentro de Acción Nacional. Y toda vez que Márquez López no forma parte de ningún grupo político al seno de ese Instituto, que mejor que no tenga compromisos con viejos militantes, con viejos vicios, con gente que está muy quemada por querer llevar agua a su molino haciendo a un lado el partido. Así de sencillo. Ahora bien, 616 militantes son los que integran el actual padrón de Acción Nacional allende el Nazas. Ellos serán los encargados de elegir –se supone que democráticamente– a uno de estos cuatro aspirantes. Caray, si quieren que su partido vuelva como el “Ave Fénix”, ya saben por quién votar.

 

 

El periódico con mayor tradición en Saltillo.