Pretende Infonavit poner fin a deudas impagables

En Coahuila hay un total de 9 mil trabajadores con créditos impagables, pero de ellos alrededor de 2 mil 200 se han acercado, hasta ahora, al Programa de Responsabilidad Compartida del Infonavit, informó Gustavo Ernesto Díaz Gómez, representante de la Dirección General del Instituto en el Estado.

Al señalar que en el pasado mes de abril inició el programa a nivel federal, que busca lograr que los acreditados con este tipo de adeudos puedan pagarlos, el funcionario explicó que la primera etapa era aceptar el programa, y la siguiente etapa es automática, lo que significa ubicar a los trabajadores que apliquen al programa.

En este sentido, aplican todos los trabajadores que tengan más de 15 años con sus créditos, con 40 años de edad, que ganan menos de cuatro salarios mínimos, que su deuda haya aumentado más de 1.5 veces de lo que ellos solicitaron y principalmente, que se hayan mantenido con pagos cumplidos cuando menos en dos años.

Los trabajadores en este supuesto, ya pueden acceder vía internet a la situación de su cuenta y en específico al programa, para que a través de preguntas específicas puedan conocer primero si aplican o no, para proceder a solicitar sus beneficios; quienes no tengan acceso a ello pueden acercarse directamente a las oficinas del Infonavit.

Los beneficios a que pueden acceder, son que podrían tener un descuento, el crédito pasa de veces salarios mínimos a pesos y pasan a una tasa congelada y pago fijo.

“El problema principal es que el modelo estaba basado en veces salarios mínimos y en los 70´s y 80´s los créditos no se podían establecer sobre la inflación porque era un término muy inestable, el supuesto era que el salario se iba a estar incrementando, pero no fue así por una movilidad laboral, que hay trabajadores que aceptan un empleo con menor salario o hay veces que se pierde el empleo”.

Y es que el trabajador aunque aplique puede evitar acceder al programa por no convenirle, ya que si bien se le puede descontar el monto total, el pago puede incrementarse al establecer un término fijo, con todo y que esto último también beneficia a los empleados, informa Infonor.

Por otra parte y luego de que se destapara una red de corrupción para apropiarse de viviendas en juicios, la Delegación del Infonavit modificó hace un mes su cobranza social, con una licitación a nivel nacional, ya que el proceso de cobranza es en tres etapas: cobranza social, mediación y etapa judicial.

“Anteriormente había estímulos a los despachos para que los créditos se fueran a lo judicial, ahora es al revés, que sea cobranza social para que los trabajadores tengan opciones, ahora no son despachos, son agencias de solución”.

Señaló que los contratos que se tenían se respetaron, pero actualmente representan una mínima parte. (ESMERALDA SÁNCHEZ-INFONOR)

El periódico con mayor tradición en Saltillo.