CLAMANDO EN EL DESIERTO

0
92

Un nuevo golpe económico le asesta la Federación a Coahuila, con la disminución de 10 mil millones de pesos en el rubro de proyectos de inversión pública.

Los diputados federales, que discuten –es un decir- el Presupuesto de Egresos de la Federación tienen que definir los montos de las diversas partidas antes de que concluya la presente semana.

Por ello, el gobernador del Estado, Miguel Ángel Riquelme Solís, hizo este martes un nuevo llamado a los legisladores coahuilenses –tres del PRI y los otros de los diversos partidos, así como la senadora Verónica Martínez, que ni por enterada se da- para que “den el último tirón” a favor de Coahuila en las negociaciones.

Los casi 11 mil millones de pesos recortados, hasta ahora, significan una disminución del 67 por ciento, respecto a los 16 mil 500 millones ejercidos en 2019, una cifra de gran impacto negativo en la obra pública federal para Coahuila el siguiente año, porque el monto quedaría en 5 mil 578 millones. En total, el gobierno estatal manejará en 2020 un presupuesto de 43 mil millones de pesos, que representa prácticamente la misma cantidad del presente ejercicio, es decir, ni siquiera el aumento en términos inflacionarios.

Señalábamos que es un decir que los diputados discuten el Proyecto de Egresos de la Federación porque en estas semanas se ven más preocupados por hacer campaña disfrazada de informe anual de actividades, tales como los morenistas Luis Fernando Salazar Fernández y Javier Borrego Adame. En cuanto al “petista” exalcalde José Ángel Pérez Hernández, no se sabe que haya rendido informe alguno, se desconoce todo acerca de su actividad –o inactividad- en la Cámara Baja.

A Riquelme Solís, que como diputado federal que fue, conoce de la firmeza que deben asumir los legisladores a la hora de reclamar mayores recursos para su entidad, y en su momento se le reconoció esa postura.

En fin, la “4T” ha metido la tijera en todos los rubros perjudicando a todas las entidades federativas, de tal forma que el gobernador Riquelme parece estar clamando en el desierto.