DEMOCRACIA Y CONCIENCIA SOCIAL

Además del gran tema de la seguridad pública, en estos tiempos de “la cuarta transformación”, han inquietado otras asignaturas como la libertad de crítica y la conciencia del mercado.

Respecto a la primera, el presidente, Andrés Manuel López Obrador ha señalado: “Nos importa la polémica porque es parte de la pedagogía política. No es nada más que estemos aquí en una simple rueda de prensa, es que nos están viendo muchos ciudadanos. Ahora el protagonista principal de esta historia es el pueblo, el pueblo es el motor del cambio.”

Además, ha reiterado que “es saludable que existan puntos de vista distintos entre los medios de comunicación; es normal que se tome partido, la objetividad es difícil de aplicar”.

“Yo nunca les voy a faltar al respeto, nunca, y lo más importante, nunca va a haber censura. La única cosa que pido es que yo pueda ejercer mi derecho de réplica, nada más, porque no me voy a callar. Tengo que informar también a los ciudadanos o dar mi opinión, y que todos actuemos bien y no nos extralimitemos; los mismos ciudadanos en las redes sociales.”

Respecto a las polémicas generadas recientemente, recordó que la ciudadanía está politizada como nunca en la historia del país. (gob.mx)

El Maestro Octavio Paz, en una entrevista con el periodista Julio Scherer, planteó:  la democracia moderna nació de la crítica. A su vez, la crítica necesita, para desplegarse, ciertas condiciones políticas y sociales: la libertad de expresión y de reunión, la de imprimir y difundir lo impreso, etcétera.

La crítica contribuyó poderosamente al nacimiento de la democracia; al mismo tiempo, en la democracia no existiría la crítica. La democracia es su creación y ella es su criatura el tema de la crítica, nota definitoria de la cultura moderna nos lleva al de la democracia. Democracia sin libertad de crítica no es democracia. (Sherer García, Julio. Random Mondadori House, 2012.)

En cuanto al segundo tema que planteamos en este espacio, López Obrador recientemente sugirió al sector empresarial mexicano buscar ‘ganancias razonables’ para disminuir el problema de la desigualdad económica en el país.

“El sector privado (…) debe procurar, desde luego, hacer negocios; esa es su función principal, pero al mismo tiempo, debe buscar ganancias razonables y que se respete el marco legal”.

López Obrador dijo que esto, junto con el papel del Gobierno, que ahora da preferencia a las personas con menos recursos, busca que haya una mejor distribución del ingreso en el país. (elfinanciero.com.mx)

El mercado es un método eficaz de producción económica, le dijo Octavio Paz a Scherer en la entrevista aquí citada. “Tal vez el mejor. No es ni puede ser un ideal de vida. Es verdad que crear la abundancia y la riqueza; también es causa de pobreza y desigualdad”.

“El mercado no tiene dirección: su fin es producir y consumir. Es un mecanismo y los mecanismos son ciegos. Convertir un mecanismo en el eje y el motor de la sociedad es una gigantesca aberración política y moral”.

Aunque el mercado no es eterno, ninguna institución humana lo es, no me parece que el remedio a nuestros males consista en su supresión. Esto sí sería un suicidio. Pero el mercado puede humanizarse, sentenció Paz.

El Premio Nobel de Literatura planteaba una nueva filosofía política que tendría que recoger la doble herencia del pensamiento moderno de occidente: el liberalismo y el socialismo, la libertad y la justicia. Además, debería tener presente las visiones del hombre y de la mujer que nos han dejado los grandes poetas, de los trágicos griegos, Dante Shakespeare y Cervantes a los poetas y novelistas modernos.

“El hombre es un ser de pasiones y deseos; tiene sed de infinito y envidia su vecino. Una nueva técnica y una nueva política deberán fundarse en la realidad real de los hombres, no en abstracciones”.

Toda esta suma de conocimientos y reflexiones tendrán que orientarse hacia una doble finalidad. La primera: la reconciliación entre la libertad y la igualdad por el puente de la fraternidad. La segunda: la reconciliación entre el hombre y la naturaleza, o sea, reconciliar a la sociedad con ella misma y reconciliar al hombre con el cosmos.   (Sherer García, Julio. Ídem)

@Pepevegasicilia

[email protected]

×
El periódico con mayor tradición en Saltillo.