Descubren en México contexto inédito que confirma cacería prehistórica de mamuts en América

0
50
Foto: INAH

Ciudad de México.- Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México anunciaron el hallazgo de un contexto inédito que confirma que hace unos 15.000 años hubo presencia de grupos humanos en América que cazaban a los grandes mamuts.

Se trata del descubrimiento, en el estado central de México, de una serie de trampas que representa «un parteaguas, una piedra de toque sobre lo que hasta ahora imaginábamos fue la interacción de bandas de cazadores-recolectores con estos enormes herbívoros», expresó a periodistas el coordinador nacional de Arqueología del INAH, Pedro Francisco Sánchez Nava.

Este acontecimiento cambia esa escena «azarosa» y «eventual» que los libros de texto manejan sobre la caza del mamut: la de un animal que se atacaba únicamente cuando caía al pantano, según el arqueólogo.

Por el contrario, las excavaciones en el poblado de San Antonio Xahuento, en el estado de México (centro), demuestran el aprovechamiento del medio y la organización social alcanzados por los primeros pobladores de la Cuenca de México para emprender esta actividad de cacería.

Foto: INAH

Como antecedente de este hallazgo, el coordinador nacional de Arqueología recordó la exploración que se realizó en ese mismo poblado, hace tres años, en la que se encontró la osamenta casi completa de uno de estos mamuts.

Asimismo, el arqueólogo Luis Córdoba Barradas, quien colaboró en el  rescate de los restos de mamut, explicó que en el sitio del hallazgo, denominado «Tultepec II», se ha trabajado durante los últimos meses de este año y se han recuperado 824 huesos, correspondientes a 14 mamuts.

Los restos de ocho proceden de dos primeras unidades de excavación localizadas en la esquina suroeste del terreno, mientras que los vestigios de otros seis fueron rescatados al norte del mismo, en la tercera unidad de excavación.

«Dentro de las fosas, por debajo de los 3,50 metros, se han recuperado ocho cráneos, cinco mandíbulas, un centenar de vértebras, 179 costillas, 11 escápulas, cinco húmeros, además de pelvis, tibias y otros huesos pequeños», detalló el especialista mexicano.

Con estas cifras, «Tultepec II» ya puede ingresar a la lista de los llamados Megasitios de Mamut, apuntó Córdoba Barradas.

Es posible que no sean las únicas trampas en el área, pues gente de San Antonio Xahuento ha referido tres sitios próximos con más restos, por lo que «se estaría ante una línea de trampas», estrategia que permitiría a los cazadores reducir el margen de error en la captura del ejemplar, concluyó el arqueólogo. (XINHUA)

 

×
Latest Posts