DE BUENA FUENTE

Yegua y jamelgos…

Una de las más recientes encuestas electorales en Nuevo León, registra a Tatiana Clouthier en la cúspide de la preferencia ciudadana para suceder a Jaime Rodríguez en la gubernatura estatal.

Interesante que la ex coordinadora de la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador pueda ganar para Morena el gobierno neolonés, sin necesidad de aliarse con algún otro partido político.

La encuesta fue encargada por un grupo industrial de alto perfil, y para decepción de algunos empresarios tricolores, el PRI no tiene posibilidad alguna de recuperar el poder, a menos que elija como candidato a una persona sin antecedentes, en el citado organismo político.

El senador de Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda, ya pinta en el estudio electoral, pero sus opositores le tienen guardado un amplio expediente de presuntos ilícitos.

En Coahuila, Morena se encuentra en la lona, y sus posibles aspirantes al gobierno estatal, son pocos y mal vistos.

Armando Guadiana, Reyes Flores Hurtado y Javier Guerrero, carecen de estatura política, simpatía ciudadana, y sobre todo, de resultados, para arrebatar el Palacio Rosa al PRI.

En esta entidad se vislumbra una alianza electoral entre el partido oficial y Acción Nacional,  sin la presencia y anuencia del líder estatal, Chuy de León,  pero con la aceptación del líder de la fracción albiazul en el Congreso local, Marcelo Torres Cofiño.

Otro blanquiazules destacados que aceptaron la alianza con la cúpula priista, es el doctor Mario Dávila Delgado, ex rival de Chuy de León por la dirigencia estatal panista.

Alcaldes y figuras políticas regionales de extracción albiazul, comienzan a ser tentados para sumarse a la alianza de facto, y evitar que Morena termine por llegar a la gubernatura coahuilense con un candidato externo, como ya ocurrió en otras entidades.

 

Todas las canicas…

El ex gobernador Rogelio Montemayor Seguy, resultó un hábil equilibrista, pues maniobra en un circo político de tres pistas.

RMS se mantiene como titular del Clúster de Energía en Coahuila, sin ningún resultado concreto hasta la fecha.

También se relaciona con la Cuarta Transformación, a través del senador Armando Guadiana Tijerina, al que usa como cabeza de playa para que el presidente Andrés Manuel López Obrador acepte el uso del fracking en la explotación de gas.

Y por último, Montemayor Seguy atiende por debajo de la mesa la posible creación del organismo político nacional Futuro 21, con el doctor José Narro al frente del proyecto.

Rogelio, además, tiene el control político y económico de la región carbonífera, por medio de Chuma Montemayor y otros familiares de primer nivel en el gobierno estatal.