CAFÉ POLÍTICO

0
124

“QUÉ NO SE ENGAÑE A LA CIUDADANÍA”

“Que no se engañe a la ciudadanía. Hay que aceptar que tenemos muchísimos problemas ya que el gobierno le tiene que entrar al toro por los cuernos. No se vale evadir nuestra responsabilidad”, escribió en las redes el regidor José Antonio Gutiérrez Jardón tras declaraciones que hizo sobre el tema del agua Jorge Zermeño. Es que este viernes el alcalde dijo que Torreón cuenta con “la mejor agua de México”, esto en referencia a las protestas de colectivos que se hicieron presentes en la sesión de Cabildo y que según los protestantes, son muy altos los niveles de arsénico en los pozos de agua. Zermeño miente. En lugar de tener buenos resultados en cobertura y calidad del agua, se tiene un atraso, dilación y rezago en el servicio en virtud de que Simas-Torreón está peor que nunca. Si, la paramunicipal está atravesando la peor etapa de su historia. Y ahora nos quieren decir que no hay problemas. ¡A otro perro con ese hueso!

SIMAS NO HA DADO EL ANCHO

“Tenemos un retroceso, yo creo que el Simas ha tenido un retroceso y vemos que no avanza en nada, ni siquiera en viabilidad económica. El señor Zermeño es irresponsable al declarar ese tipo de cosas, es hasta una burla que se ponga a decir eso”, expresó José Antonio. Cabe destacar que en el caso de sectores como Senderos y gran parte del nororiente de Torreón, es fiel reflejo de que la paramunicipal no ha podido llevarles agua de buena calidad a un gran sector de los torreonenses. En Senderos, a pesar de que se cuentan con filtros a pie de pozo, los niveles de arsénico son muy altos. Por ello la ciudadanía de aquellos rumbos no toma agua de la llave. Mal, muy mal pues que el alcalde quiera poner en alto a una dependencia (Simas-Torreón) en el que su servicio es tan deficiente, viejo y gastado. ¿A quién quiere engañar, mentir, burlar Zermeño? Solo falta que Jorge diga que tenemos el mejor departamento de agua de México.

SIN 400 MILLONES DE PESOS

En la capital del Estado, una entrevista que le hiciera Francisco Juaristi Santos (director del Grupo Zócalo) al senador Santana Armando Guadiana Tijerina (Morena), tocó el tema de la disminución de 400 millones de pesos al Fondo Minero, recientemente aprobado por los senadores de la Cuarta Transformación. Cabe señalar que al Fondo Minero  lo desaparecieron y ahora el recurso de este Fondo se quedará en el Gobierno Federal. Este era un recurso muy importante para 20 municipios de Coahuila, en donde tenían la posibilidad de hacer obras de infraestructura. Así, estos municipios de la Región Centro y Carbonífera, donde se encuentran los principales yacimientos mineros del estado, se quedaran sin este dinero y que hoy en día se destinarán el 85 por ciento para la atención de la infraestructura escolar (SEP); 5 por ciento a la Secretaría de Economía (SE) y el 10 por ciento al Gobierno de la República.

 “PUES SÍ, A LO MEJOR SÍ”

¿Pero que fue lo que contestó Guadiana Tijerina en la entrevista que le hiciera el Zócalo? Le preguntan que por qué no estuvieron él y Eva Galaz (senadora de Morena por Coahuila) el jueves en la noche en la sesión del Senado de la República en donde se iba a aprobar o a derogar este fondo. “No, mejor ya no voy a estar en el Fondo Minero porque hice un cabildeo y sabía que no lo iban a aprobar. Yo tenía ganas de hablar, pero hablar en contra”, dice Guadiana. Luego Juaristi le pregunta: “Por qué no nos defendió, 400 millones es mucho dinero que nos van a hacer falta (…) La votación estuvo cerrada. A lo mejor con el voto de usted y de la senadora Galaz hubieran impedido que el Fondo Minero desapareciera (…) Cuál fue la votación, 46 a 45 y tres que se opusieron. Si hubieran pesado esos votos”, le dice Juaristi. A lo que contesta el bigotón senador: “Pues sí, a lo mejor sí”.

LO QUE CUESTA UN VOTO

Sin duda fue una irresponsabilidad enorme de nuestros senadores coahuilenses por el Movimiento Regeneración Nacional. Que casualidad que no se quedaron a la hora de votar. Si hubieran votado Guadiana Tijerina y Eva Galaz a favor del Fondo Minero, no hubiésemos perdido 400 millones de pesos a favor de 20 municipios del Estado. Y vaya que Santana Armando es originario de aquellos lugares –es de Múzquiz–, nativo de la zona afectada. Aquí el asunto es sumamente grave ya que ni Guadiana ni Galaz votaron, a sabiendas de que sus votos serían decisivos. De que si votaban a favor serían aprobados los 400 millones de pesos para el Fondo Minero a favor de los coahuilenses. Pero no, prefirieron no votar para no quedar mal con la fracción parlamentaria de Morena, y no votaron para no quedar mal con cientos de miles de personas que viven de la minería de las Regiones Centro y Carbonífera. Como si sus abstenciones los liberaran de toda culpa. Claro que quedaron mal con los coahuilenses, con éstos últimos que esperaban que actuaran con el corazón y no a través de “líneas”. Así con esas actitudes, que se vaya olvidando de querer ser gobernador el bigotón senador.

LEY BONILLA VA A “PERVIVIR”

Al asegurar que la Ley Bonilla va a “pervivir”, la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero enseño el cobre, enseñó doble cara. Doble porque anteriormente –en varios foros– había dicho y asegurado que la reforma era inconstitucional. En su comparecencia ante la Cámara de Senadores (el pasado 26 de septiembre), la secretaria de Gobernación insistió en sus críticas hacia la ampliación de mandato de Jaime Bonilla. “Mi opinión personal como abogada es que la reforma o la llamada ‘Ley Bonilla’ es inconstitucional. No he cambiado de opinión, la sostengo”, dijo. A solo un mes y días doña Olga cambió de opinión, o al menos eso quiso aparentar para quedar bien con el gobernador. En el video que subió a las redes Amador Rodríguez Lozano, secretario de Gobierno entrante y que se hizo viral (trending topic; el problema no es la grabación, sino lo dicho), se ve cuando una vez que termina el ritual de toma de protesta de este mandatario golpista, les dice: “Ahorita acabo de hacer una declaración importante. Me dijeron: ¿es legal los 5 años? Les dije: es legal porque la norma está vigente y es una norma que está así”. Bonilla le responde entre risas; “Con eso basta. Es todo lo que necesitamos, aunque no nos den los cinco años, con eso tengo”.

ATROPELLO, AFRENTA Y ABSURDO

Doña Olga se dijo sorprendida al no saberse grabada en video. Pero el daño ya estaba hecho. Posteriormente en su cuenta de Twitter dijo que fue un “debate jurídico” y que el que festejaba era Jaime Bonilla y no ella. Aquí el asunto es preocupante porque es probable que el tímido, cándido y confiado presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) Arturo Zaldivar Lelo de Larrea, tome las declaraciones de Sánchez Cordero como un “mensaje con línea”. Eso sería sumamente grave ya que para nada se debe legitimar una prórroga por tres años más de un atropello, afrenta y absurdo que hicieron los diputados locales salientes de Baja California.

LA CORTE TIENE LA ÚLTIMA PALABRA

La Corte debe asumir su responsabilidad soberana e independiente en relación con el Poder Ejecutivo. Como máximo Tribunal Constitucional del país y cabeza del Poder Judicial de la Federación, debe defender el orden establecido por la Constitución Política. Debe mantener el equilibrio entre los distintos Poderes y ámbitos de gobierno, a través de las resoluciones judiciales que emite. Además de solucionar asuntos que son de gran importancia para la sociedad, para el país. Y el asunto de Baja California es un asunto importantísimo para todo México ya que de convalidarse la Ley Bonilla, daría pauta y sentaría precedente para que en cualquier estado de la república amplíen los períodos por los que fueron electos los gobernadores y hasta el presidente de la república. Carajo, y vaya que el año que entra se van elegir 15 gobernadores. He ahí la importancia del fallo de la SCJN. Por estricto sentido y lógica jurídicos, deben darle palo a la pretensión de alargar 3 años el periodo gubernamental de Bonilla. Si convalidan la reforma bajacaliforniana, ya estuvo que se va a hacer un escandalazo y lo más grave, es que de ahí se va querer agarrar AMLO para perpetuarse en el poder.